Alberto Fernández sostuvo que “unir a argentinos y brasileros siempre resulta provechoso”

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que “unir a argentinos y brasileros siempre resulta provechoso”, al participar de la celebración del Día de la Amistad entre la Argentina y Brasil y a 36 años de la histórica “Declaración de Foz de Iguazú” firmada por los entonces mandatarios Raúl Alfonsín y José Sarney, donde se dieron los lineamientos para la creación del Mercado Común del Sur (Mercosur) en 1991.

Por su parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que “le pedimos a Dios en particular que esta amistad dure para siempre”, porque “al final, Brasil y Argentina son vecinos y socios”.

A través de un video emitido desde Casa Rosada, Fernández recordó que Brasil “es el principal socio comercial de la Argentina”, y apuntó: “Trabajamos todos los días para que esta unión sea creciente en beneficio mutuo, con la convicción de que no solo es posible sino que es absolutamente necesario”.

“Sepan que estamos orgullosos de que así sea, porque siempre creímos en la necesidad de profundizar la interacción política y económica con nuestros hermanos de toda la América Latina. Nuestros pueblos se sienten hermanos y por eso impulsamos un regionalismo solidario en materia jurídica, económica y también social, porque sabemos enfrentar las dificultades unidos, y se hace mucho mas fácil”, indicó.

Tras felicitar al embajador en Brasil, Daniel Scioli, y a todo el equipo de la representación en Brasilia por esta iniciativa, el Presidente consideró: “Nuestros países tienen un rico y enorme pasado que nutre y consolida nuestra amistad, pero tienen un futuro mucho mayor aún, por el cual debemos trabajar”.

“Cada una de estas ocasiones nos permite renovar nuestros mutuos compromisos”, expresó, y añadió: “Para la Argentina, Brasil es muchísimo más que un país amigo, es nuestro presente, es nuestro porvenir que se entrelaza con el de los brasileros”.

Fernández renovó su saludo y reconocimiento “al señor presidente José Sarney, expresado en el otorgamiento más merecido de la medalla René Favaloro” que recibió el miércoles pasado en la embajada argentina en Brasil.

Reseñó que “el presidente Sarney, junto al presidente Raúl Alfonsín, fueron en momentos en los que la democracia volvía a la vida publica de las dos naciones los verdaderos artífices de un entendimiento histórico entre ambos países” y expresó que “ese entendimiento permitió dejar atrás décadas de desconfianza”.

“Ese entendimiento se plasmó posteriormente en la creación del Mercosur. Mi gratitud, mi reconocimiento a ambos por el legado que nos dejaron”, completó el mandatario.

“Brasileños y argentinos nos tenemos en las buenas y nos tenemos en las malas, hemos construido juntos un verdadero hito para América Latina, que es el Mercosur. Hoy somos una zona de paz, que dialoga y coopera, con el fin de construir en conjunto un camino en desarrollo”, refirió Fernández.

“Tenemos deudas pendientes con nuestros pueblos y por eso debemos redoblar los esfuerzos, trabajar juntos, codo a codo, para construir las respuestas que nuestra gente necesita y se merece. Una vez más vaya mi más afectuoso saludo para el hermano al pueblo de Brasil. Renovemos y fortalezcamos nuestra amistad”, concluyó el jefe de Estado.

Por su parte el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, manifestó también a través de un video que “este día, que en realidad fue ayer, es muy importante”.

“Aquí a mi costado está el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y nuestro querido embajador Daniel Scioli”, prosiguió, y contó que los expresidentes brasileños “José Sarney y Fernando Collor de Mello están especialmente presentes”.

“Le pedimos a Dios en particular que esta amistad dure para siempre”, reflexionó el mandatario brasileño, porque “al final, Brasil y Argentina son vecinos y socios”.

Y destacó: “Somos viejos amigos, tenemos ante nosotros la eterna misión de luchar por el bien de nuestros pueblos y colaborar por el bien de la América del Sur”.

“A todos ustedes, nuestros compañeros y hermanos argentinos, muchas gracias por existir, siempre estaremos juntos”, finalizó.

El acto contó con la presencia de unos 300 invitados, entre ellos, Beliz; el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme; el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; el secretario de Asuntos Estratégicos de Brasil, Flavio Viana Rocha; y el ministro de Minas y Energía de ese país, Bento Albuquerque. Y desde España participó el embajador argentino, Ricardo Alfonsín.

Beliz, a su turno, recordó que en aquel acuerdo histórico de noviembre de 1985 “se hablaba de puentes para la integración”.

“Hoy debemos seguir construyendo puentes de hermandad y de fraternidad, poniendo ladrillos para que los temas centrales de nuestros países puedan concretarse y seguir avanzando de la manera que todos soñamos”, completó.

Por su parte, Scioli sostuvo que el gran desafío es integrar y desarrollar los dos países “cada vez más” y expresó su convicción de “dar un salto cualitativo en la relación estratégica”.

“Para ello, en esta nueva etapa concretaremos el proyecto binacional más importante de la historia: el gasoducto que unirá Vaca Muerta y el sur de Brasil”, refirió.

El Día de la Amistad Argentino-Brasileña es celebrado cada 30 de noviembre, en conmemoración de la reunión mantenida ese día en 1985 entre Alfonsín y Sarney en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, donde se firmó la Declaración de Iguazú, que dio origen al proceso de integración regional que desembocó a la creación del Mercosur, en 26 de marzo de 1991 en Asunción, Paraguay.

Comentarios