Fiscalía de Bolivia investiga a un grupo armado que retuvo a periodistas y policías

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, anunció hoy la apertura de una investigación por siete delitos contra un grupo armado, que el jueves retuvo a periodistas y agentes de Policía en una disputa por unas tierras en la provincia de Guarayos, en el departamento de Santa Cruz.

Las investigaciones penales que se iniciaron son por presunta comisión de delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones graves y gravísimas, portación ilícita de armas de fuego, robo agravado, daño calificado, secuestro y privación de libertad, subrayó el fiscal, según diario boliviano La Razón.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, manifestó previamente que el Ejecutivo tiene que emprender acciones legales contra los autores de estos hechos “para llegar a la verdad material de lo sucedido”.

Varios de los agredidos se presentaron en las últimas horas a declarar ante la comisión de fiscales que investiga el caso. Todos fueron citados para ofrecer su testimonio en calidad de víctimas y luego fueron enviados a un médico forense para ser evaluados.

“Por un momento creí que no saldría vivo, fueron horas de mucha tensión, pero a medida que las personas se fueron calmando y el coronel (Rolando Torrico) fue gestionando nuestra liberación, se me volvió el alma al cuerpo”, dijo el periodista Jorge Gutiérrez del grupo El Deber.

Por su parte la reportera Silvia Gómez, del canal de televisión Unitel, contó que fue víctima de agresiones físicas y amenazas de muerte: “Nos preguntaban quién nos trajo y cuánto nos pagaron y decían que nos iban a matar quemándonos”, contó entre lágrimas.

Todos los trabajadores relataron los momentos de tensión e incertidumbre que vivieron y la comisión de fiscales compuesta por Roberto Ruiz, Iván Quintanilla y Delmy Guzmán escuchó los testimonios por más de tres horas.

Luego fue el turno del comandante de la Chiquitania, Rolando Torrico, quien, junto a otro efectivo policial, se presentó ante los representantes del Ministerio Público para contar que fueron golpeados, luego de que les quitaran sus armas reglamentarias.

Tras registrar los testimonios, la comisión de fiscales determinó ordenar a las víctimas un examen forense, para que un especialista evalúe las lesiones que sufrieron y determine sus días de impedimento.

El jueves, periodistas de distintos medios de comunicación de Bolivia, policías y otras personas fueron retenidos durante al menos siete horas en un lugar denominado Las Londras, ubicado en Guarayos, tras ser sorprendidos a disparos por parte del grupo.

Según las autoridades bolivianas, al menos un policía resultó herido durante el hecho y permanece internado en un hospital en situación estable.

Comentarios