Fernández, sobre Guernica y caso Etchevehere: “Se resolvieron respetando el juego de las instituciones”

El presidente Alberto Fernández destacó hoy el “trabajo enorme y silencioso” que realizaron el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, con los ocupantes del predio de Guernica.

“Hicieron primero todo un censo”, dijo el mandatario en declaraciones a Radio 10, en la que sostuvo que, no obstante, hubo “intencionalidad política en algunos” de los ocupantes.

Fernández sostuvo además que “nadie promueve la toma de tierras” y dijo que se trata de “un conflicto social, no penal, y hay que resolverlo así”.

“Por eso valoro tanto el trabajo del (ministro bonaerense Andrés) ‘Cuervo’ Larroque. No se trata de ir con topadoras ni enorgullecerse de tirar abajo casillas. Hay mucha gente que está necesitando” tierras, dijo esta mañana el mandatario.

Fernández sostuvo que “nadie ha promovido atacar la propiedad privada” y pidió que “no nos desequilibren cuando nos atacan de ese modo”.

El Presidente dijo, además, que “día a día estamos con el equipo económico y con Martín (Guzmán) a la cabeza viendo cómo evolucionan las cosas”, y aseveró que están “confiados y seguros”.

Previamente, el Presidente sostuvo que tanto el desalojo del predio de Guernica como la resolución en el caso Etchevehere “se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”.

En un hilo de Twitter publicado esta mañana, el mandatario remarcó que tanto el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, como el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, lo mantuvieron ayer informado sobre ambos hechos y aclaró que este tipo de conflictos son “resueltos por los gobiernos provinciales”.

“Lo ocurrido ayer en Guernica fue producto del accionar policial dispuesto por la Justicia”, dijo el mandatario al inicio de su publicación, en la que destacó el “enorme trabajo de reubicación de familias” realizadas por el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque.

 

Fernández indicó asimismo que el gobernador Kicillof “tuvo la prudencia de mantenerme informado”, sobre el operativo de desalojo concretado ayer a la mañana.

En tanto, acerca del caso Etchevehere, Fernández sostuvo: “Los sucesos de Entre Ríos, originados en una disputa familiar, fueron también resultado del accionar policial dispuesto por la justicia local tras el fracaso de la conciliación entre las partes”.

En este marco, señaló que el gobernador Bordet también lo mantuvo “permanentemente informado”.

“El involucramiento que me atribuye la nota adjunta en tales sucesos no es tal”, subrayó el jefe de Estado, acompañando una nota de hoy del portal Infobae, con el título: “Alberto Fernández se involucró en silencio para lograr los desalojos”.

Al respecto, aseguró que “obviamente como Presidente de la Nación, estoy atento a todo lo que ocurre” en el país, pero remarcó que, como se trata de “un Estado federal, este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales”.

“Dicho esto -enfatizó-, ambos gobiernos debieron enfrentar situaciones críticas en donde se mezclaron necesidades humanas, disputas familiares y también intencionalidades políticas” y consideró -a su “juicio”- que los conflictos “se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”.

Por ende, Fernández planteó que “la necesidad de cierta prensa de insinuar fisuras o contradicciones políticas en un momento en que la Argentina exige el máximo del esfuerzo mancomunado, en nada ayuda a la acción de gobierno”.

De esa forma, el jefe de Estado se refirió a la resolución de las tomas ayer en Guernica, provincia de Buenos Aires, y a una disputa familiar de la familia Etchevehere, en Entre Ríos, que incluyó a Luis Miguel Etchevehere, el expresidente de la Sociedad Rural y exministro de Agricultura de la gestión de Mauricio Macri, y su hermana Dolores.

Comentarios