Excluyen a la agroecologìa como sistema alimentario capaz de combatir el cambio climático

La agroecología como forma de combatir el cambio climático fue excluida en una conferencia e la ONU sobre los sistemas alimentarios que aporten al objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aunque se acordó adoptar “un enfoque basado en la ciencia y en los saberes locales e indígenas para el ordenamiento sostenible de la tierra y el agua”.

 

Foto: Elia González.

 

La organización ecologista Climate Save Argentina (CSA), que organizó en el país la marcha mundial contra el cambio climático, destacó que la agroecología “no fue incluida en el texto final porque se la consideró como un movimiento o una moda”.

Indicó que este sistema, que consiste en la aplicación de los conceptos y principios ecológicos al diseño, desarrollo y gestión de ecosistemas agrícolas sostenibles, “es un enfoque basado en la ciencia tal como se menciona en el informe sobre cambio climático de la ONU y en un informe de la FAO”.

En este sentido, Stephanie Cabovianco, directora de Campañas Globales de CSA destacó que en Argentina, “setenta gobiernos locales en veinte provincias ya están impulsando la agroecología” y señaló que aunque haya quedado excluida en el texto final “alentamos a las partes a movilizar recursos que creen desarrollo de capacidades y educación sobre agroecología y nutrición”.

Por su parte Cecilia Quaglino, coordinadora del capítulo local de Santa Fe de CSA. aseguró que en el Litoral argentino “el cambio de uso de suelos y la expansión ganadera está afectando a ecosistemas de gran valor, como son los humedales”.

“Debemos discutir los modelos de producción y consumo de alimentos cuando discutimos medidas de acción climática” , enfatizó

Representantes de CSA siguieron las negociaciones de agricultura que se dan en el “grupo de trabajo de Koronivia”, único espacio oficial sobre este tema en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Este espacio se desarrolló durante la 56º Conferencia de Órganos Subsidiarios (SB 56, por sus siglas en inglés) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se llevó a cabo en el Centro Mundial de Convenciones de Bonn, Alemania.

En esta conferencia los gobiernos se reunieron por primera vez desde la conclusión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26 en Glasgow (Reino Unido), para preparar borradores en vistas a COP27 en Sharm-El-Sheikh, Egipto.

En el grupo de trabajo se debatió la propuesta de “acuerdos basado en plantas”, una campaña que tiene como objetivo detener la degradación de los ecosistemas causada por la ganadería industrial.

Los países acordaron que al abordar el ordenamiento sostenible de las tierras y el agua para la agricultura, “es importante adoptar un enfoque sistémico e integrado, basado en los conocimientos científicos, los saberes locales e indígenas”, destacó CSA.

Estos acuerdos “se aplicarán con espíritu participativo e inclusivo y teniendo en cuenta las circunstancias regionales, nacionales y locales”, precisó la CSA.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios