El Senado aprobó y convirtió en ley los proyectos de alivio fiscal y HIV

El Senado de la Nación aprobó esta noche por unanimidad y convirtió en ley, el proyecto de VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual. También el proyecto de alivio fiscal para monotributistas y autónomos.

El Senado aprobó y convirtió en ley los proyectos de alivio fiscal y HIV

El Senado de la Nación aprobó y convirtió en ley el proyecto de alivio fiscal para monotributistas y autónomos. La iniciativa fue aprobada este jueves en una intensa sesión al filo de la medianoche para evitar que, a partir del 1 de julio, se disparen las nuevas categorías.

El expediente ya había recibido el visto bueno por Diputados y contó con el respaldo del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El proyecto busca beneficiar a un total de 4,5 millones de monotributistas y más de 140 mil trabajadores autónomos, al actualizar -en el caso de los monotributistas- la facturación para evitar que tengan que cambiar de categoría y, en el caso de los autónomos, aumentando las deducciones de ganancias que pagan los empleados que revisten esa categoría.

La semana pasada, la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado firmó el dictamen del proyecto de ley de alivio fiscal con el respaldo de todos los bloques que integran la Cámara alta y podría ser convertido en ley la semana que viene. El proyecto, en caso de ser aprobado por el Senado, implicaría una reducción en el cobro de impuestos de casi $67.000 millones, según informó la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). Este expediente será el último que se trate en la jornada.

Ley de VIH

Los legisladores también aprobaron esta noche por unanimidad y convirtieron en ley, el proyecto de VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual que propone un abordaje integral desde la salud colectiva. La discusión del proyecto, que finalizó pasadas las 22 fue seguido por decenas de pacientes que aplaudieron de manera cerrada cada discurso.

El proyecto de ley venía en revisión de la Cámara de Diputados: el programa da respuesta integral al VIH, hepatitis virales, otras infecciones de transmisión sexual y tuberculosis. Esta iniciativa reemplaza a la actual 23.798 y su “enfoque biomédico” por un nuevo texto “con perspectiva de género y derechos humanos” que fue elaborado en conjunto con organizaciones que vienen impulsando esta reforma desde 2013.

Las organizaciones que se movilizaron hoy frente al Congreso para reclamar la aprobación de la nueva Ley de HIV, leyeron un documento en el que aseguraron que esa enfermedad, junto a las hepatitis virales y la tuberculosis “son las pandemias olvidadas” y las personas afectadas por ellas “son parte de las poblaciones más excluidas y marginadas de esta sociedad”.

“Se piensa que la tuberculosis, la sífilis y muchas de estas patologías transmisibles altamente prevalentes son cosa del pasado, que ya nadie muere por su causa”, señaló el escrito y agregó que actualmente “entre 4 y 6 personas mueren todos los días por enfermedades relacionadas con el sida”.

“Todos los años se notifican en promedio 11 mil casos de tuberculosis, 4.500 de VIH y 2.500 nuevos casos de hepatitis virales”, puntualizó el documento. De la movilización frente al Congreso participaron personas viviendo con VIH de diferentes edades, provincias y organizaciones civiles.

“Es importante visibilizar que todas estas patologías están subdiagnosticadas, es decir, que el sistema de salud no siempre llega a tiempo y 7 de cada 10 personas que tienen hepatitis, lo desconocen”, agregó el escrito. “Se estima que más de 500 mil personas tienen hepatitis B o C en nuestro país. Las hepatitis B y C siguen siendo sub-diagnosticadas. En general, no se ofrece el diagnóstico en los chequeos de rutina, ni hay campañas masivas de testeo de hepatitis”, completó.

Ley de Plan de pago de deuda previsional

Por otra parte, la Cámara Alta le dio media sanción a la ley de plan de pago de deuda previsional y pasó a Diputados. Con el respaldo de las bancadas del Frente de Todos y bloques aliados, el proyecto fue aprobado con 38 votos a favor, 6 negativos y 18 abstencione. Juntos por el Cambio se dividió entre no expresarse en la votación y el rechazo.

“Nos entusiasma darle la posibilidad a 800 mil personas de jubilarse pagando la deuda previsional que tengan a través de un plan de pago y también le permitirá a quienes estén en actividad adelantar su deuda previsional”, afirmó la senadora del Frente de Todos Juliana Di Tullio y añadió que “el costo fiscal no es una buena excusa para no votar este proyecto de ley”, ya que “es del 0,02% este año y del 0,03% el año que viene”,

A su turno, el senador de Evolución Martín Lousteau, uno de los que se abstuvo, recordó que “hubo moratorias previsionales en 2006, en 2014 y ahora otra en 2022” y agregó que el hecho de que “haya reglas cambiantes para incorporar a los que no aportaron en lugar de una única regla, la verdad que es injusto”. En esa linea, su par de la UCR Víctor Zimmerman indicó: “Con tantos beneficiarios ¿por qué el proyecto no pasó por la Comisión de Presupuesto y Hacienda para tener un costo presupuestario del impacto que puede tener? Además, quienes hoy no tengan aportes, no están descubiertos porque existe la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM)”,

Por la negativa se manifestó el senador del PRO Humberto Schiavoni, quien señaló que se debe “dar respuestas” ante la situación, pero afirmó que el “proyecto agrava el déficit fiscal”. En ese sentido, afirmó: “Se debería haber girado a la Comisión de Presupuesto y Hacienda para saber con precisión el verdadero impacto. Sin una macroeconomía sana, el sistema no tiene sustentabilidad“.

Loading video

El proyecto establece que el plan de beneficios se conformará de una Unidad de Pago y de una Unidad de Cancelación de Aportes para trabajadores en actividad. En el artículo 3 estipula que los períodos a incluir en el plan comprenderán lapsos que sean anterior a diciembre de 2008 inclusive para quienes adhieran a la Unidad de Pago y anteriores al 31 de marzo de 2012 para la cancelación de aportes.

En el caso de la Unidad de Pago, regirá por el término de dos años contados a partir de la entrada en vigencia de la ley y podrá ser prorrogado por igual período, y para acceder será necesario que cumplan con la edad jubilatoria o la cumplan dentro del plazo de dos años desde la vigencia.

Tendrán derecho a adquirir la Unidad de Pago aquellos derechohabientes previsionales, siempre que existiera inscripción previa del causante al deceso como afiliado al Sistema Integrado Previsional Argentino. El valor de será equivalente al 29 por ciento de la base mínima imponible de la remuneración y podrán cancelarse en cuotas mensuales, que no podrán superar un máximo de ciento veinte (120), en tanto que la Anses será el organismo encargado de establecer los parámetros objetivos para el acceso.

Las cuotas incluidas en el Plan de Pagos, previa aceptación por parte de la persona solicitante, serán descontadas por Anses de manera directa del haber jubilatorio que se obtenga a través del presente programa. Para acceder a la Unidad de Cancelación de Aportes, en tanto, será necesario ser mayor de 50 años la mujer y 55 el hombre y menor de 60 años la mujer y 65 años el hombre.

También se puso como requisito acreditar ingresos que permitan la justificación del pago de la Unidad y haber residido en el país y no haberse encontrado prestando servicios bajo relación de dependencia registrada o en carácter de autónomo/a y/o monotributista en el período que se pretende adquirir el beneficio.

La jornada de la Cámara alta comenzó con una fuerte discusión entre los senadores Guillermo Snopek (Frente de Todos) y Luís Naidenoff (Unión Cívica Radical) por la visita del presidente Alberto Fernández a Milagro Sala en Jujuy y sus críticas al Poder Judicial provincial por el encarcelamiento de la dirigente social.

Ley de Oncopediatría

Los legisladores aprobaron por unanimidad el régimen de protección integral de niños y adolescentes con cáncer. El expediente contaba con la sanción de la Cámara de Diputados. La aprobación fue festejada por grupos de padres que impulsaron la ley de oncopediatría.

“La ley garantiza el diagnóstico, el tratamiento y que el Instituto Nacional del Cáncer entregue una credencial a todos aquellos niños que estén registrados en el Registro Oncohematológico Argentino que permitirá que sus familias tengan licencias más prolongadas”, afirmó el senador del Frente de Todos Pablo Yedlin.

Por su parte, el senador de Juntos por el Cambio Luís Juez expresó: “Quiero rendir homenaje a todos los padres por su tesonera y persistente actitud por esta ley de protección de niños y niñas con cáncer. Cuando nuestras repuestas eran pocas no bajaban los brazos, siempre con una esperanza y una fe de que iba a llegar este día”, señaló.

Comentarios