Sandleris: “El objetivo es proteger la estabilidad cambiaria y a los ahorristas”

El titular del Banco Central de la República Argentina brindó una una conferencia de prensa en la que aseguró que las medidas reducirán la volatilidad, protegiendo la estabilidad cambiaria y a los ahorristas.

La historia de cada país es, en muchos casos, un reciclaje de políticas. Argentina, obviamente, no es la excepción. El cepo cambiario surgió en nuestro país en el año 2011, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ahora, Guido Sandleris, Presidente del Banco Central de la República Argentina, explicó la reinstauración de esta medida económica.

¿Qué implica esto? Que se limitan la cantidad de divisas a intercambiar, teniendo que pedir una autorización al BCRA para poder realizar esta acción. Sandleris detalló que esta medida sólo afecta al 2% de los compradores de dólares (26000 personas), ya que la misma pone un tope de 10.000 dólares a comprar. “El objetivo es proteger la estabilidad cambiaria y a los ahorristas”, argumentó el titular del BCRA.

Con un discurso de poco más de siete minutos, Sandleris detalló que, desde las PASO, el Riesgo País se triplicó y que la suba del tipo de cambio llega, casi, al 30%. “Una de las dolorosas lecciones de la última década, en las que Argentina no creció, no logró bajar la inflación y tampoco logró bajar la pobreza, es que no hay esquema económico que pueda ser exitoso sin mínimos consensos políticos acerca del mismo”, reflexionó quién reemplaza a Luis Caputo desde el 25 de septiembre del año pasado como máximo rector del sistema financiero nacional.

También pidió que, pese a las diferencias ideológicas, se tiene que trabajar en consenso respecto a la política económica, para que, de esta forma, se pueda tener una “moneda sana” y se haga competitiva nuestra economía para que Argentina se integre al mundo. “Quién sea elegido Presidente en estas elecciones, deberá trabajar en construir estos consensos básicos”, cerró la reflexión.

Luego de la misma, marcó las estadísticas de la inflación que, antes de las Elecciones Primarias, dieron como resultado cuatro meses consecutivos de caída; siendo un 2,2% durante el mes de julio y, según datos adelantados del mes de agosto, el mismo sería del 1,8%. “La volatilidad financiera generará un aumento de la inflación agosto y también septiembre. Sabemos que eso implica más pobreza”, aseveró.

Comentarios