Milagros Otazú: “Tuve el coraje de decir que me quería dedicar a esto”

La futbolista de Racing Milagros Otazu dialogó con Rafael Crocinelli en “Palabra autorizada” sobre sus inicios en el fútbol, recordó una situación de abuso que sufrió y compartió sus inquietudes para los próximos años.

“La cuarentena me hizo retomar los estudios; hice un curso de video análisis táctico y estoy haciendo uno de creación de contenido digital. El club tiene mucho que ver ya que nos da esa posibilidad, está bueno que te forme no sólo en lo futbolístico sino también en lo relacionado con la persona”, inició la futbolista.

Acerca de su presente comentó: “Tuve otras ofertas pero me quedé en el lugar donde me siento bien”, aunque proyectó: “Me gustaría poder emigrar a Europa, ese es mi próximo objetivo personal. Considero que ya estoy para crecer”.

Sobre los que fueron sus inicios dijo: “Tuve el coraje de decirles que me quería dedicar al fútbol”, y recordó: “A los ocho años senté en la mesa a mi papá y le dije que quería jugar al fútbol. Antes se lo tomaban muy mal y en mis comienzos no les gustaba que juegue, tuve el coraje de decirles que quería dedicarme a esto”.

Acerca de los inicios en la práctica rememoró: “Me inicié en una escuela de fútbol para varones. Desde un primer momento les dejé en claro que iba a jugar con la misma intensidad y no iba a perdonar nada. Con el paso del tiempo se volvieron mi familia”.

En tal sentido confesó una situación de abuso que sufrió en su infancia. “Estando en Misiones me pasó que un entrenador me faltó el respeto. Apenas pasó lo frené y se lo hice saber a mis padres y salí de ese club. Siguió unos años más y después se retiró”, expresó.

También compartió los sin sabores que vivió al ser una niña que se iniciaba en este deporte. “Recibí discriminaciones de otros equipos porque era la única mujer de la liga. Me ha pasado que en un partido las madres de los chicos del equipo contrario me decían ´marimacho´ o como podía jugar al fútbol siendo mujer”, compartió.

En la actualidad, ha tenido pasos por UAI Urquiza, los seleccionados juveniles femeninos y su presente la encuentra en la primera de Racing. “Me gustaba recuperar pelotas y tener la responsabilidad de defender el arco. Tengo un buen pase corto y largo, me destaco por la pegada y por romper líneas en ataque”, se definió.

Comentarios