La honestidad brutal de Carlos Verna: “Los dirigentes siempre caemos parados”

El gobernador de La Pampa tuvo una declaración que levantó polémica durante el acto por el día de la lealtad.

Una de las apostillas que dejó el acto llevado adelante en La Pampa por el día de la lealtad peronista fue un pasaje del discurso de Carlos Verna. El gobernador habló antes que Alberto y Cristina Fernández y tuvo unos dichos sobre el rol de los políticos que, cuanto menos, generó polémica.

Durante una encendida oratoria afirmó que “si hay que tragarse sapos, a tragarse sapos muchachos” en pedido de que el peronismo mantenga la unidad.

“Nosotros los dirigentes siempre caemos parados. Siempre tenemos un cargo, un amigo o un palenque donde rascarse. El problema es la gente, los millones de argentinos que pasan hambre”, soltó y esto generó mucha repercusión.

Algunos lo tomaron como un “sincericidio” de lo que es la política argentina, en tanto que otros lo vieron como una autocrítica hacia adentro del propio peronismo.

Comentarios