Kicillof incluyó a los trabajadores contratados en el aumento a los estatales

El gobierno de la provincia de Buenos Aires rectificó el instructivo en el que ordenaba no pagarles.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dio marcha atrás e incluyó a los trabajadores contratados en el aumento de $4.000, otorgado por decreto a los estatales a cuentas de las paritarias 2020.

En un instructivo rectificativo, la provincia de Buenos Aires comunicó que “deberá considerarse como personal alcanzado por el aumento a los contratos de empleo público normados por los artículos 111 inciso C y 115 de la ley N°10430”. También se agregó que “se incrementarán los importes máximos mensuales de los contratos”. La decisión responde a un reclamo de ATE.

Son profesionales que en vez de formar parte de la planta permanente y contar con todos los derechos que les corresponden, facturan cada 30 días la tarea que prestan en diversas áreas.

De acuerdo a un relevamiento sindical, hay 11 mil personas que cumplen tareas bajo esta modalidad. En el gobierno bonaerense dicen que son muchos menos: 3.500 contratos.

El gobernador dispuso otorgar a los trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires un aumento fijo de $3.000 en los salarios de febrero y de $4.000 a partir del pago de la remuneración de marzo. El incremento es a cuenta de las paritarias 2020 y no tiene tope: quienes perciben los sueldos más altos también serán beneficiados por la resolución.

Del aumento se excluye a los docentes (Ley 10.579), que se encuentran en plena negociación y esperan la resolución de la paritaria nacional para avanzar en la discusión de los temas del distrito, a los integrantes del gabinete (Ley 10.430, artículo 111, inciso a) y al personal jerarquizado superior.

Comentarios