El gobierno planea pesificar el gas.

El secretario de energía, Javier Iguacel estudia la pesificación de los contratos del mercado del gas, algo inusual en la región, dónde rigen en dólares.

Los productores venden a los distribuidores en la moneda estadounidense lo que provocó un desequilibrio cuya solución fue difícil.

En los meses de invierno, Argentina debe importar hasta un tercio de lo que se consume.

Durante el Kirtchnerismo, el sector del gas estuvo subvencionado, lo que provocó una caída en la producción y que se importe casi el 30% de lo que se consumía.

Para corregir esta situación el ex Ministro de Energia, Juan José Aranguren, propuso que los clientes comenzaran a pagar más por el servicio.

Pero debido a la devaluación y apreciación del dólar del 100%, se hizo imposible que los contratos en esa divisa se pudieran cumplir, ya que las tarifas están en pesos.

Desde octubre hasta marzo de 2019, los clientes de las distribuidoras (MetroGas, Gas BAN, Gasnor, Litoral Gas, GasNea, Camuzzi, Distribuidora de Gas Cuyana y Ecogas) abonarán el gas a US$ 3,80, una reducción (con respecto a los US$ 4,68 teóricos del invierno) que el secretario Iguacel se atribuye como propia.

Comentarios