Colapsan los bonos argentinos y el Riesgo País alcanza los 2.500 puntos

Dentro del fuerte ajuste de precios que sacude a los mercados internacionales, los títulos públicos cotizan a valores de default. El indicador de JP Morgan trepa casi 7%.

Inmersos en el declive general para las cotizaciones de activos financieros, los bonos públicos argentinos son hoy uno de los títulos menos buscados por los inversores globales. Este viernes el Dow Jones de Wall Street baja 2%, en otra rueda aciaga, en la que el referente de las bolsas de Nueva York “testeará” en los 25.000 puntos nuevos mínimos desde junio de 2019.

Como consecuencia de la caída de los precios de los bonos emergentes, las emisiones argentinas ofrecen paridades de 40% que revelan el cálculo de una fuerte quita en una eventual reestructuración de la deuda pública. Con el reperfilamiento que abarca tanto a los títulos en dólares como en pesos, los mercado internacionales, ávidos por activos de cobertura debido al avance del coronavirus, consideran a estos activos con valores de default.

Además del escenario negativo que atraviesa la economía argentina hace dos años, los mercados argentinos no quedan exentos de los temores financieros a escala global. Las bolsas internacionales no consiguieron consolidar una recuperación de corto plazo aún con el contundente estímulo que significó el recorte en la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

El Riesgo País de Argentina, medido por el banco JP Morgan, llegó a tocar los 2.512 enteros por la mañana, para ubicarse pasado el mediodía en 2.486 puntos básicos, un 6,6% de aumento en el día. Quedó así muy cerca del reciente máximo de cierre de 2.533 enteros del 30 de agosto, cuando la administración de Mauricio Macri anunció el establecimiento de restricciones a la demanda privada de dólares, ante la escalada del tipo de cambio posterior a las elecciones primarias. En el último mes, el Riesgo País argentino aumentó un 34% o 622 unidades, desde los 1.864 enteros del 7 de febrero pasado.

Comentarios