Cantante y cuidacoche en situación de calle

Alejandro tiene 59 años y hasta que comenzó la cuarentena cantaba en la
Pizzería “La Paz” y otros comercios gastronómicos de la zona de Mataderos
Tras el show con un incomparable voz, cuidaba los coches de los comensales a cambio de una propina con la que pagaba una pieza de hotel. Con los restaurantes cerrados por la pandemia fue desalojado. Hace unos meses sufrió un infarto por lo que no puede realiza trabajos que impliquen un riesgo para su salud.
El aislamiento lo dejó en situación de calle.
“Le presté un local vacío para que duerma, se bañe y esté a resguardo durante la cuarentena” describió Ramón, dueño de la pizzería

Comentarios