Así estaba el campo de juego de la Bombonera

La cancha presentaba, desde la mañana, muchos charcos y la pelota no podía rodar cuando los árbitros ingresaron a mirar el terreno.

Las fotos recorrieron todos los portales y redes sociales desde la mañana de cómo la cancha de Boca a horas de la gran final, debido a las intensas lluvias que habían caído en Buenos Aires. No obstante, la Conmebol tomó la decisión a último momento de suspender el partido y pasarlo para mañana.

Sin embargo, no fue solo el terreno de juego lo que estaba en pésimas condiciones, sino también los alrededores y mismo el interior del estadio. En la platea de Boca había sectores en los que no se podía circular por el agua acumulada y afuera había autos que tenían cubiertos hasta la altura de la luneta.

Más allá de la postergación, mañana también se prevén lluvias fuertes y habrá que ver cómo se comporta el campo de juego para poder desarrollar con normalidad el partido.

Comentarios