“Vicentin no es una oportunidad, es una necesidad”, afirmó el diputado Del Frade

El diputado provincial de Santa Fe Carlos del Frade afirmó que Vicentin “no es una oportunidad, sino una necesidad”, y explicó que de “US$ 90.000 millones que va a tener la Argentina de exportaciones este año, se calcula que solo le van a quedar US$ 10.000 millones al país”.

 

Foto: Infobae (Fernando Calzada).

 

De esta manera, y en respuesta a la afirmación del presidente Alberto Fernández, respecto de que “Vicentin no es un problema ideológico, sino un problema de oportunidad”, del Frade sostuvo a AM 750 que no se trata de un problema de oportunidad sino de “una necesidad”.

“Hay una necesidad porque lo que está en cuestión en Argentina es quién maneja el comercio exterior de granos que es el mayor ingreso de divisas que tiene el país. Esto es lo que está en juego”, argumentó el legislador.

En esa línea, expresó que de acuerdo a “cálculos que se hacían en distintos suplementos económicos, de US$ 90.000 millones que va a tener Argentina de exportaciones este año, nos van a quedar US$ 10.000 millones. Es tremendo”.

“Entonces es imperativo ponernos a pensar que hoy el primer exportador de la Argentina es el socio estratégico internacional de Vicentin desde 2007, que es Glencore, un grupo que hace dos semanas fue noticia porque tuvo que pagar US$ 1.500 millones en concepto de reparación de coimas y sobornos en distintos países del mundo por violación a los derechos laborales y ambientales”, explicó Del Frade.

En ese sentido, afirmó que “se llevan cada vez más y nos queda cada vez menos, lo que resulta en empobrecimiento de nuestro pueblo”; y dijo que “en eso, lo estratégico es Vicentin, por eso esto no es una oportunidad, sino una necesidad”.

Además, refirió que “hay que ver qué decide la Justicia provincial esta semana sobre si se suspende o no el proceso preventivo de acreedores”, y al respecto sugirió que “si no se suspende estamos en tiempo de descuento y sería muy interesante que el Gobierno nacional presente una propuesta para recuperar la mayoría accionaria sin poner un peso a través de constituir una empresa pública, mixta, con mayoría estatal, para defender los intereses nacionales pero también con cooperativas, con productores locales”.

Ayer, Fernández se manifestó a favor de la posibilidad de que el Estado cuente con “una empresa testigo para que ordene el mercado” en el plano alimentario y dijo que la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe de desplazar al juez del concurso de acreedores de Vicentin permite contar con “un escenario más favorable” que el que existía en el inicio del proceso, además de afirmar que “el problema es que a Vicentin lo convierten en un problema ideológico. Y no es un problema ideológico, es un problema de oportunidad”.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios