Uno de los acusados por el asalto al Capitolio de EEUU huye a Bielorrusia

La Fiscalía del Distrito de Columbia de Estados Unidos informó que un hombre acusado de agredir a la Policía durante el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero huyó del país y se encuentra en Bielorrusia, país aliado de Rusia y enfrentado con la Casa Blanca.

El individuo, el californiano Evan Neumann, huyó en febrero y “se cree que actualmente se encuentra en Bielorrusia”, mientras pesa una orden de arresto sobre él tras haber sido acusado en una denuncia penal de un total de 14 cargos, informó la fiscalía en un comunicado difundido a última hora de ayer.

En noviembre pasado, el propio Neumann admitió haber pedido asilo en Bielorrusia, adonde había llegado en agosto de manera irregular y, según manifestó, no se había atrevido a pedir asilo allí hasta que descubrió que era objetivo de los servicios de Inteligencia de Ucrania.

Bielorrusia no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos y las tensiones han aumentado tras la elección que le permitió asumir un sexto mandato al presidente Alexander Lukashenko -histórico aliado de Rusia- en agosto de 2020.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han impuesto sanciones al Gobierno de Lukashenko tras su dura represión contra sus oponentes y el “aterrizaje forzoso e ilegal” de un vuelo de Ryanair para arrestar a un periodista disidente.

Neumann, por su parte, está acusado de “participar en violencia física en un edificio o terreno restringido, desorden civil y agredir, resistir u obstaculizar a ciertos oficiales”, informó la agencia de noticias Europa Press.

Según documentos judiciales presentados anteriormente, las imágenes de las cámaras de seguridad muestran a Neumann colocándose una máscara de gas mientras se encontraba de pie cerca de los agentes y frente a las barricadas en la base del frente oeste del edificio del Capitolio, tras lo cual comenzó a atacar verbalmente a los policías.

Durante un período de aproximadamente 30 minutos, el acusado amenazó a los agentes con que serían “invadidos” por la multitud y afirmó que estaba “dispuesto a morir”, según el relato del Departamento de Justicia.

Posteriormente tomó una barra de metal y amenazó a la Policía del Capitolio y del Departamento de Policía Metropolitana, llegando a “golpear a los oficiales con el arma y también con los puños”.

Tras derribar las barricadas, Neumman entró al Capitolio, y, después, permaneció en zonas restringidas “sin dejar de resistirse a las repetidas órdenes de la Policía de abandonar el lugar”.

Se trata del primer caso de un presunto participante en el ataque que huye a otro país.

En los 11 meses transcurridos desde el 6 de enero, más de 700 personas han sido arrestadas en casi los 50 estados del país por delitos relacionados con el ataque al Capitolio, incluidas más de 220 personas acusadas de agredir u obstaculizar la aplicación de la ley.

Aquellos disturbios fueron instigados por el propio expresidente Donald Trump el mismo día en que el poder legislativo mantenía una sesión conjunta para contar el voto del Colegio Electoral y certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Comentarios