Ucrania acusó a Rusia de bombardear puertos del río Danubio por donde exporta cereales

Ucrania dijo hoy que varios ataques rusos con drones contra la sureña provincia de Odesa causaron daños significativos en infraestructuras portuarias del río Danubio cruciales para la exportación de cereales ucranianos de manera segura.

 

Foto: AFP

 

Unos 500 kilómetros más al norte, la ciudad de Kiev, la capital de Ucrania, también fue blanco de aviones no tripulados explosivos lanzados por Rusia, pero todos fueron derribados, dijeron autoridades ucranianas.

Dos pequeños puertos fluviales, Reni e Izmail, en Odesa, se han convertido en la principal ruta de salida para los productos agrícolas ucranianos desde que Rusia se retiró en julio de un pacto que permitía a Kiev exportar sus cereales por el mar Negro pese a la guerra.

Desde entonces, Rusia multiplicó los ataques a las infraestructuras portuarias ucranianas, sobre todo en el mar Negro, pero también contra el puerto de Reni, ubicado en el suroeste de Ucrania, cerca de la frontera con Rumania, en el delta del Danubio.

Las autoridades ucranianas, que dan muy poca información y no permiten el acceso a estos puertos por ser estratégicos, no dijeron claramente cuál de ellos se vio afectados.

El Ejército ucraniano dijo en Telegram que los drones apuntaron al sur de la región de Odesa y agregó que “el objetivo evidente del enemigo era la infraestructura portuaria e industrial de la región”.

El fiscal general de Ucrania explicó que el ataque tuvo por blanco “instalaciones portuarias y la infraestructura industrial en el Danubio” y dañó un elevador, varios silos de cereales, tanques de terminales de carga, depósitos y locales administrativos.

No se reportaron víctimas a pesar de que los ataques causaron un incendio, dijo el gobernador de Odesa, Oleg Kiper, en Telegram.

La oficina del fiscal de Izmail está a cargo de la investigación, lo que indica que la destrucción tuvo lugar en este distrito. Tanto el puerto de Reni como el de Izamil se ubican dentro del distrito de Izmail.

El puerto de Reni, el que está ubicado más al oeste de los dos, ya había sido atacado el 24 de julio por Rusia.

El presidente rumano, Klaus Iohannis, dijo en Twitter, rebautizada ahora X, que los ataques de Rusia contra la infraestructura civil ucraniana en el Danubio eran “inaceptables” y constituían “crímenes de guerra”.

Su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que “el mundo debe reaccionar” y denunció a “los terroristas rusos” que atacan “de nuevo puertos, cereales y la seguridad alimentaria mundial”.

Antes de los puertos del Danubio, las fuerzas rusas habían atacado las infraestructuras portuarias ucranianas del mar Negro varias veces en las últimas semanas, particularmente Odesa, desde donde se exportaba grano ucraniano.

Los bombardeos comenzaron después de que Rusia se retirara del acuerdo que, bajo los auspicios de la ONU y Turquía, había permitido la exportación de 33 millones de toneladas de cereales ucranianos, a pesar de la invasión rusa, por el mar Negro.

Por otra parte, Kiev también fue el miércoles objeto de un ataque de drones.

Según el jefe de la administración militar de la capital, Sergiy Popko, varios drones penetraron simultáneamente en el cielo de la ciudad desde varias direcciones.

“Todos los objetivos, más de diez drones, fueron detectados y destruidos a tiempo”, aseguró, aunque restos de los aparatos cayeron en tres distritos sin causar muertes ni heridos, dijo Popko por Telegram.

“Hay daños en locales no residenciales y en la superficie de las carreteras, sin destrucción ni incendios graves”, agregó, informó la agencia de noticias AFP.

En el barrio de Holosiiv, restos de los drones cayeron en una zona de recreo y en un edificio no residencial, según la administración militar.

Ayer, Rusia afirmó haber frustrado una ola de ataques aéreos y marinos con aviones no tripulados contra Moscú, la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia, y la flota rusa en el Mar Negro.

Un rascacielos en el distrito financiero de la capital rusa resultó dañado por segunda vez en pocos días.

Los ataques contra Moscú y sus alrededores han aumentado desde principios de año, con una incursión de drones que incluso apuntó al Kremlin en mayo.

En respuesta, el ministro de Defensa ruso anunció el lunes que Moscú estaba intensificando sus ataques en Ucrania.

 

 

 

 

Fuente: Télam.