Trump arriesga otra imputación en Georgia por presunta alteración del resultado electoral

El expresidente estadounidense recibió la cuarta inculpación en menos de seis meses, que a pesar de ello es favorito entre los republicanos para a las presidenciales del próximo año.

 

Foto: AFP

 

Los fiscales de Georgia que investigan el presunto intento del entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump de alterar el resultado de las elecciones de 2020 en ese estado sureño comenzaron este lunes a presentar pruebas a un gran jurado, antes de otra probable imputación que causaría un nuevo impacto con miras a las generales de 2024.

Sería eventualmente la cuarta inculpación en menos de seis meses contra Trump, favorito entre los republicanos para a las presidenciales del próximo año, donde volverá a medirse con el actual mandatario demócrata Joe Biden, con encuestas recientes que marcan empate técnico.

Dos de los testigos contaron que les adelantaron para este lunes en vez de este martes la convocatoria a declarar.

Por la mañana de este lunes les precedieron dos excongresistas demócratas de Georgia, que testificaron ante el gran jurado.

La fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis creó este panel de ciudadanos con poderes de investigación para determinar si había pruebas suficientes para acusar a Trump, en particular por fraude e interferencia electoral.

El magnate neoyorquino arremetió este lunes por la tarde en su plataforma Truth Social contra uno de los testigos, el exvicegobernador republicano Geoff Duncan, diciendo que “no debería” declarar en el caso.

 

Trump sigue alegando que le hicieron fraude en las elecciones presidenciales de 2020

 

volvió a atacar a la fiscal, a quien acusó de “solo querer agarrar a Trump'”. Además, reiteró, sin pruebas, que fue víctima de un fraude en Georgia en 2020 en beneficio de Biden, que lo derrotó por mínima diferencia.

La pesquisa comenzó a raíz de una llamada telefónica de enero de 2021 -cuya grabación se hizo pública- en la que Trump pidió al funcionario local Brad Raffensperge, que “encontrara” las aproximadamente 12.000 papeletas a su nombre que le faltaban para ganar los 16 electores de Georgia.

En Estados Unidos los ciudadanos no eligen directamente al presidente, sino que designan a electores de cada estado, que reunidos en colegio electoral votan por uno u otro candidato.

Según documentos judiciales, los investigadores dan cuenta de “un plan coordinado y a nivel de varios estados llevado a cabo por el equipo de campaña de Trump” para influir en los resultados de las elecciones.

Los expertos jurídicos pronostican que la fiscal recurrirá a una ley vigente en Georgia sobre la delincuencia en banda organizada, que se suele usar contra las pandillas y prevé penas de entre cinco y 20 años de prisión.

El gran jurado ya recomendó que se inculpe a una docena de personas, pero no dio nombres. 

Para evitar posibles presiones o violencia, se instalaron barreras de seguridad frente a la corte en el centro de Atlanta donde se lleva a cabo la investigación, consignó la agencia de noticias AFP.

Aunque ganara las presidenciales de 2024, si fuera condenado, no podría indultarse ni hacer que la fiscalía retirara los cargos, porque se trata de un caso en los tribunales del estado de Georgia sobre el que el estado federal no tiene autoridad.

Trump fue inculpado en otros tres casos: por presunto intento de conspiración para alterar el resultado de las elecciones de 2020 (con jurisdicción en Washington), por negligencia en la gestión de documentos confidenciales (en un tribunal de Florida) y por supuestos pagos ocultos a una antigua actriz porno para comprar su silencio, en una corte de Nueva York.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.