Segmentación de tarifas: La inscripción en el registro RASE es clave, dijo Tolosa Paz

La diputada nacional del Frente de Todos Victoria Tolosa Paz sostuvo hoy que la inscripción en el futuro Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), en el marco del programa de segmentación de tarifas dispuesto por el Gobierno, será “clave para que el Estado pueda proteger a quienes lo necesitan” y recomendó especialmente a jubilados y pensionados que lo hagan a pesar de figurar en la Anses.

Tolosa Paz dijo que la segmentación es una transformación “trascendental que va a permitir que el sector que pueda pagar, pague lo que vale; mientras que el que no puede va recibir ayuda del Estado”.

En declaraciones a Radio 10, estimó que “seguramente la semana que viene” se pondrá en marcha el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), y en ese marco consideró que la inscripción en ese sistema “es clave para que Estado pueda proteger a quienes lo necesitan”.

El esquema de segmentación de tarifas crea tres grupos de usuarios en el AMBA de acuerdo a sus ingresos -altos, medios y bajos- con el objetivo de reducir los subsidios al sector, tal como había sido anunciado durante las audiencias públicas de mayo.

Y se estima que el 90% de los usuarios del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) (Capital y conurbano) no sufrirán incrementos en sus facturas de luz y gas.

“Queremos volver a transformar algo que para nosotros le hizo mucho daño a la economía Argentina, que es que los sectores que tienen capacidad económica puedan pagar la luz y el gas lo que valen”, sentenció Tolosa Paz.

Dijo que si bien el decreto rige para el AMBA, “toda la Argentina, a partir de los convenios que logren los gobiernos provinciales con la Nación, tienen la posibilidad de ser beneficiarios de este programa nacional de subsidios a la energía y al gas”.

Sobre el caso de jubilados y jubiladas que pese a estar inscriptos en la Anses deberán inscribirse en el RASE para acceder o mantener el subsidio, insistió con que “es clave que se anoten”.

Añadió que “el Estado conoce a la perfección a los jubilados de la mínima, a los pensionados, a los que tienen planes sociales y a los informales, pero las distribuidoras tienen una enorme dificultad en asociar a una persona con su medidor”.

“La Argentina tiene 16 millones de medidores de energía, pero en ese universo no todos tienen el servicio a su nombre”, dijo, y completó. “Se estima que hay un tercio de la población que vive en casas o en departamentos donde el servicio no está a su nombre, por eso la campaña para que se anoten es clave para que Estado pueda proteger a quien tiene que proteger”.

Sobre la implementación concreta del nuevo esquema, Tolosa Paz señaló que “hay una indicación del presidente de la Nación Alberto Fernández en cuanto a que se haga progresivamente, de junio a diciembre”. Y agregó que “el salto en la tarifa no es inmediato, ni siquiera para las personas que tienen capacidad contributiva”.

Acerca de este último punto precisó que “va a haber alertas”. Lo graficó así: “Un jubilado o jubilada va a poder ingresar al registro, con la ayuda de nietos y de algún vecino, o bien con la ayuda de la Anses o en alguna dependencia cercana a su domicilio. Ahora, si estos jubilados no se enteraran o no lograran inscribirse, no les va a llegar factura con el incremento de la tarifa sino un aviso, en el mes de agosto”.

“Esto último -agregó- aplica para los jubilados que no tienen el servicio a su nombre. Porque si tiene el servicio a su nombre, entonces tienen la posibilidad de que el Estado pueda conectar su apellido y nombre con el DNI y el medidor”.

Recordó además que el decreto presidencial crea la figura de “usuario”, que permite ingresar a un registro en el que deberá ingresar su nombre y decir qué medidor tiene asociado a su hogar, al lugar donde vive, a su casa de todos los días”.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios