Preocupación por la interna en la barra brava de River

Tras la caótica jornada de ayer en Lanús, donde más de 80 barras fueron detenidos con posesión de armas de fuego, se reforzarán las medidas de seguridad en el club para evitar incidentes de cara al futuro.

Luego de los conocidos hechos que frustraron la final de la Copa Libertadores en el Monumental, la barra brava de River no volvió a las canchas. Gran parte de los integrantes fueron adheridos al derecho de admisión, lo que generó que se alejen de las tribunas. Pero ayer, explotó nuevamente la interna entre la facción de Budge y “Los del Oeste”.

En la previa del partido de ayer entre River y Godoy Cruz, 86 barras de la facción “oficial” fueron detenidos y se les incautaron armas de fuego y armas blancas, las cuales iban a usar para emboscar al sector disidente de la barra. Tras estas detenciones, “Los del Oeste” lograron ingresar a la cancha y hacerse con las tribunas en la jornada de ayer.

Entre los detenidos, se confirmo que están “El gordo Ale” y su hijo, Brian, cabecillas de las primeras líneas de “Los Borrachos del Tablón”. Tras los más de 400 derechos de admisión declarados a principio de año por la causa que imputa a la barra brava por la reventa de entradas, se espera que tras estos hechos se agreguen varios más.

Pero la preocupación no quedó solo por lo acontecido en el Estadio de Lanús. El próximo domingo, el Millonario recibirá a Vélez en el Monumental, y ya desde los organismos de seguridad confirmaron que aumentaran el número de efectivos policiales para el partido, ya que temen que haya un nuevo enfrentamiento entre las dos facciones. Además, anunciaron que implementaran más rigurosamente el plan “Tribuna Segura”, para que ninguna persona con derecho de admisión pueda ingresar. 

Comentarios