Por las tarjetas que manejaba “Chocolate” en La Plata, la fiscal pidió detener a concejal massista

La Justicia imputó por asociación ilícita y defraudación al concejal massista del Frente Renovador, Facundo Albini, jefe político del puntero Julio “Chocolate” Rigau, quien fue detenido sacando dinero de cuentas de 48 empleados de la Legislatura bonaerense.

En tanto, la fiscal de la causa, Betina Lacki, pidió la detención de los dueños de las tarjetas de débito, de Albini y de su padre, luego de que el juez Guillermo Atencio rechazó pedidos de eximición de prisión de los acusados por asociación ilícita y fraude al Estado.

El juez deberá decidir si rechaza o acepta ese pedido de la acusación, que apunta a llegar a quienes están por encima de “Chocolate” y los Albini. Lacki fundamentó su solicitud en la posibilidad de que los imputados obstruyan la investigación o destruyan pruebas importantes para el proceso, entre otros argumentos.
La estrategia de la fiscal buscaría que algunos de los imputados acepten eventualmente convertirse en arrepentidos para señalar quiénes son los jefes de esta asociación que cometió un fraude de, por lo menos, 800 millones de pesos contra el estado bonaerense.

La fiscalía consideró que el padre de Albini sería el jefe de esa organización que se encargaba de defraudar al Estado con el cobro indebido de fondos de la Legislatura. El edil pertenece al Frente Renovador e integró la lista del candidato a intendente de La Plata, Julio Alak.

La decisión de Lacki también modifica el estatus legal de los empleados “fantasmas” quienes, hasta ahora, figuraban como testigos. Al ser considerados imputados de un delito, pueden ser llamados a indagatoria, tienen derecho a no declarar y se les notifica esta situación para que contraten un abogado. Hasta podrían quedar detenidos mientras se sustancie el proceso.

Rigau se dedicaba todos los meses a cobrar los sueldos de cada uno de ellos y fue mientras retiraba dinero de un cajero automático que lo detuvieron el 9 de septiembre pasado. Había recolectado $ 1.250.000 cuando una patrulla de la policía lo detuvo y lo llevó a la comisaría primera de La Plata.

Las personas que figuran como titulares de las tarjetas de las que Rigau sacaba dinero perciben un promedio de $ 580 mil mensuales

El caso estuvo a punto de caerse cuando, 12 días después de la detención de Rigau, su defensa presentó un recurso de habeas corpus en la Cámara de Apelaciones. Dos jueces de ese tribunal -Juan Benavides y Alejandro Villordo- lo aceptaron porque consideraron que el puntero fue mal detenido. Luego, Casación revisó el fallo y ahora, los jueces deberán afrontar un pedido de juicio político.