Penes de madera y seres deseantes

La Ley de Educación Sexual Integral (ESI) cumple 15 años, pero los penes de madera, que se compran desde el año 2005, siguen generando molestia en la sociedad. Sin embargo, las ventas de los juguetes sexuales, aumentaron un 97 por ciento en cuarentena. Mientras nos incomoda educar a las infancias, en Netflix, la serie elegida por los adolescentes es Sexo/Vida. ¿Por qué no podemos ser educados como seres deseantes?

Sombras y Deseo. 

Las primeras nociones de la sexualidad aparecen en el lactante, asegura Freud. Y tiene razón. La serie Sexo/Vida, ubicada en el puesto número dos de Netflix, su protagonista Billie (Sarah Shahi) arranca amamantando, mientras, vuela su mente. La oxitocina, esa hormona de placer, presente tanto en el sexo como al amamantar, la extrapola de la entrega materna al deseo desenfrenado con su expareja Brad (Adam Demos) ¿Se puede todo, familia y deseo, se pregunta Billie?

Fuera de la moraleja americana: desear es sólo adrenalina y tener sexo en el tunel de un subte. En realidad, la libertad de elegir el placer, con un “otro” está construido en nuestro propio cerebro. La pregunta es:¿Si somos seres deseantes que nos iniciamos en la vida desde el deseo, por que incomoda el sexo? ¿Si se duplicó la compra de juguetes sexuales, en pandemia según Mercado Libre, por qué horroriza la compra de los 10 mil penes de madera para educarnos y vivir el deseo? En este sentido, el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff se manifestó indignado “lo de los penes de madera es un canto elogioso al macho. ¿Se olvidaron de la vulva?”. Y agregó, “No se habla de la diferencia que existe entre sexo y sexualidad. No se habla de los problemas que llenan los consultorios de los sexólogos. Hay mucho prejuicios”

Sin embargo al consultar en distintos espacios gubernamentales confirman que hace años que se compra el kit que el Ministerio de Salud de la Nación salió a licitar “el Kit con preservativos, penes de madera y material gráfico se empezó a distribuir en el año 2005 hasta el 2019, en algunas escuelas porque es a demanda”afirmó el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos.

Por otro lado, el Ministerio de las Mujeres, Generos y Diversidad refelexionó fue por más, y habló de la resistencia del uso del preservativo “Si algo trajo el debate en relación a la compra de los penes de madera por parte del Ministerio de Salud es la afirmación de la importancia de la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI). Es importante poner sobre la mesa cómo el negarse a utilizar preservativos por parte de muchos varones cis heterosexuales es una práctica muy común y poco visibilizada, que reproduce violencias por motivos de género.

kit para escuelas. Se entregan desde el 2005

Deseo y cuidado

La ley de Educaciòn Sexual Integral (Ley 26.15), basada en el cuidado del cuerpo y la salud, la igualdad de género, la promoción de los derechos humanos, el respeto por la diversidad y la valoración de la afectividad, fue sancionada en octubre del año 2006. Le permitió al Ministerio Público Tutelar porteño, detectar que el 80 por ciento de las niñas, niños y adolescentes, que fueron víctimas de abusos se dieron cuenta del hecho luego de recibir las charlas de ESI.

Así lo explicó Sofía Torres Zavaleta, gerente operativa de Equipos de Apoyo de la Subsecretaría de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa del Ministerio de Educación de la Ciudad “Es importante remarcar que la ESI, más que un conocimiento curricular, trabaja a nivel integral en los chicos y chicas y esto se prioriza desde el Ministerio. La pandemia afectó a un eje central que tiene que ver con la violencia de género y con la vulneración de derechos. En contexto de pandemia, sobre todo durante los meses de aislamiento, es crucial seguir garantizando la enseñanza de la educación sexual integral en todas las escuelas, ya que es clave para detectar distintas situaciones de violencia que se agudizaron durante estos meses”

El Presupuesto Nacional de este año para el Programa Nacional de Educación Sexual Integral es de una inversión total de $122,8millones y ya ejecutaron $ 75,6 millones de este programa, es decir, un 61%,según el Monitor Presupuestario de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia

Someter o desear

Si seguimos observando los clásicos del erotismo del cine/ series ( berretas) vemos que el evangelizador del sexo es el hombre. En forma clónica: un perverso niño roto. Somete y a la mujer le brota el deseo. Aburre. Es tan así que hace seis años, no sesenta, en Argentina se vendieron 7.000 ejemplares diarios del engendro “Cincuenta Sombras de Grey”. Un culto al circuito del abuso.

Para poder comprender que el sexo no es someter, sino desear en absoluta libertad es decisiva la ESI. Educar para saber elegir y desear.

En Argentina, el 80% de los abusos ocurren en el hogar y son cometidos por familiares y personas cercanas a los niños/niñas víctimas, sentencia Unicef. Una de las grandes consecuencias que tienen los abusos es el embarazo adolescente y las aberrantes “niñas madres”, en nuestro país cada 3 o 4 horas una niña o adolescente da a luz según Unicef.

Los especialistas dicen que la Pandemia recluyó el deseo. Me quedo con la sabiduría de Kusnetzoff, “La ausencia enciende el deseo, se sabe antes de Freud”.

Deseo que la primavera nos encuentre cerca, encendidos, y con muchas horas de vuelo.  

Por Sara Di Tomaso

Comentarios