Parque de Atracciones: Una forma diferente de disfrutar Madrid

El Parque de Atracciones de Madrid es uno de los destinos inevitables para quienes buscan divertirse en la capital española, al punto de que ya se ha convertido en un sitio tradicional de paseo, junto con los museos y los palacios, tanto para los locales como para los turistas que visitan diariamente la ciudad.

Es que desde hace 53 años sirve de entretenimiento a grandes y chicos que buscan en sus juegos un momento para distenderse de la rutina, escapar del calor agobiante del verano o, incluso, pasar una tarde diferente cuando las temperaturas bajan.

 

 

El Parque de Atracciones no sólo cuenta con opciones para todas las edades, sino que, también, ofrece variadas alternativas tanto para quienes buscan adrenalina, como para aquellos que prefieren opciones más moderadas.

Ubicado en Batán de la Casa de Campo de Madrid, sitio considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico, ofrece 32 entretenimientos divididos en cuatro zonas temáticas: “Maquinismo”, “Naturaleza”, “Tranquilidad” y “Nickelodeon Land”.

 

 

Para aquellos quienes buscan pasar un momento inolvidable con los más chicos, este último sector es el ideal ya que cuenta con la mayoría de las atracciones ambientadas en los personajes del canal de televisión, aunque también hay otras diseminados en “Tranquilidad”.

Así, podrán adentrarse en la selva y pasear en los botes de “La Jungla” rodeados de animales mecánicos, en las barcas circulares para recorrer un circuito acuático en “Los Rápidos”, para disfrutar de un viaje en camioneta por el bosque en “La aventura de Dora” o para hacer un viaje exploratorio en “Al bosque con Diego”.

También, recorrerán este sector en un tren elevado en el “Nickelodeon Express” o el resto del parque en globos a más altura en el “Zeppelin” o darán una vuelta en su tradicional carrusel de 1927.

Para los que les gustan los juegos de autos, podrán disfrutar de los “Coches de choque Rugrats” o conducir en la pista del “TMNT – Driving School”, la autoescuela de las Tortugas Ninja.

 

 

A su vez, podrán atrapar medusas del océano en el “Cazamedusas de Patricio”, sumergirse en el “Splash Bash”, convertirse en superhéroe de Fondo Bikini en “Hero Spin”, en piloto en “Los globos locos”, o de aviones mágicos en “Padrinos voladores”.

Los amantes de los juegos interactivos cuentan con un cine de cuatro dimensiones, donde vivirán una experiencia única, además del simulador virtual, en el que podrán formar parte de un recorrido en la alfombra mágica de Aladdín.

Finalmente, para los que quieran un poco más de emoción cuentan con la torre de caída de mediana altura “Magneto de Jimmy Neutron” o una montaña rusa de la “Patrulla Canina”, adaptadas para los más pequeños.

Quienes busquen más adrenalina, pero sin llegar a los extremos, encontrarán siete atracciones, dos de ellas de agua, donde podrán refrescarse en días de mucho calor: “Los Fiordos” y el “Aserradero”.

Los amantes de las montañas rusas moderadas también disfrutarán de su momento en “Vértigo”, “TNT – Tren de la mina”, además de sentir el viento en la cara en las “Sillas voladoras” y el “Tifón” el “Roto”.

Finalmente, para los más intrépidos el Parque de Atracciones cuenta con siete propuestas, que son las más representativas del lugar y se han convertido en su sello indiscutido en la actualidad.

“La Lanzadera” ofrece una caída libre de 63 metros a 80 kilómetros por hora en tan solo tres segundos, luego de haber parado en la punta de la torre durante otros cuatro segundos. Desde allí, podrán disfrutar unas buenas vistas de Madrid antes descender hacia el vacío.

 

 

Para los amantes de la altura, el “Star Flyer” también permite ver toda la ciudad y la Casa de Campo desde sus 80 metros, mientras las sillas metálicas van girando alrededor de la torre colgadas de una cadena a 70 kilómetros por hora.

Si después de esa experiencia no quedaron mareados, pueden subir a “La Máquina”, una plataforma circular, colgada de una viga central que se mueve en forma pendular de derecha a izquierda alcanzando movimientos de hasta 180 grados, mientras la parte interior también rota sobre su eje.

Pero si aún no quedaron conformes, a pocos metros se encontrarán con el “Top Spin”, una especie de hamaca gigante con dos filas de asientos que realiza primero movimientos de vaivén de atrás hacia adelante para finalmente dar vueltas a una altura de quince metros.

Finalmente, para los amantes de las montañas rusas extremas, este es el lugar indicado para pasar la tarde. En el “Abismo”, podrán subir a 90 grados para terminar boca abajo a una velocidad de 105 kilómetros por hora.

La particularidad de la “Tarántula” es que los carros son giratorios (las cuatro personas van sentadas de espaldas) mientras se mueven a lo largo 630 metros de la atracción, por lo que no existe una dirección predeterminada.

 

 

Finalmente, en el “Tornado”, la vía está situada en la parte superior de los asientos, por lo que los participantes viajan colgados todo el trayecto, viendo el paisaje que pasa por debajo de sus pies a treinta metros, mientras se mueven a 80 kilómetros por hora.

Además de estas atracciones, el parque cuenta con espectáculos para todas las edades, pero en especial para los más pequeños, en muchos de los cuales podrán compartir un momento con los personajes de Nickelodeon, como “La Casa de Bob Esponja”, “Conoce a la Patrulla Canina”, “El Barco de Bob Esponja”, Camión de Marshall”, “Salida Zombie, “Car Wash”, “El Palenque Live Show”, “Music-R-Evolution”, “The Walking Dead: Welcome to the Apocalypse”, “The Walking Dead Experience”, “Conoce a Napy”, “El Tesoro Perdido” y “Bmx Freestyle”.

El Parque de Atracciones funciona de lunes a domingos a partir de las 12 y el ingreso, si se compra en el lugar, cuesta 39,50 euros para adultos; 31,50 para chicos y los que midan menos de un metro entran gratis. Sin embargo, si se sacan los tickets por la página web (www.parquedeatracciones.es), los precios se reducen para adultos y menores.

 

Por Hernán Dobry, Madrid.

Comentarios