Nadal consiguió el récord de Grand Slam con una victoria épica en el Abierto de Australia

Con una cátedra de garra, concentración, potencia y mentalidad ganadora, el español Rafael Nadal alcanzó el récord de 21 títulos de Grand Slam al vencer este domingo en cinco sets al número 2 del mundo y máximo favorito, el ruso Daniil Medvedev, en la final del Abierto de Australia.

La leyenda española revirtió el curso del partido en el Rod Laver Arena, se impuso por 2-6, 6-7, 6-4, 6-4, 7-5 en 5 horas, 24 minutos y se coronó en Melbourne Park por segunda vez a 13 años de su primera consagración.

El tenista moscovita se encaminaba con autoridad hacia la conquista de su segundo “major” luego de ganar los dos primeros sets, pero un quiebre de su rival en el noveno game del tercero (4-5) marcó un definitivo cambio de rumbo en la final.

Desde entonces, el tenista de Manacor redujo a Medvedev con un tenis arrollador y un espíritu inquebrantable que le permitieron estirar la definición al quinto set para consumar la hazaña.

En la última manga, Nadal quebró y confirmó su saque (4-2) después de levantar tres puntos de “break” en el sexto juego de 13:38 minutos de duración. Sin embargo, el ruso tuvo un último resto para dar pelea: recuperó el quiebre (5-5), pero su saque ya no era el mismo del comienzo y acabó derrotado por un español más entero en todos los aspectos del juego.

Foto AFP

(Foto AFP)

Nadal se convirtió en el primer tenista de la Era Abierta en ganar el Aus Open después de ceder los dos primeros sets de la final. El australiano Roy Emerson lo había logrado en 1965 cuando se impuso ante su compatriota Fred Stolle por 7-9, 2-6, 6-4, 7-5, 6-1.

A sus 35 años, el español quedó como el jugador con más títulos de Grand Slam, uno por encima del serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, ausentes este año en Australia.

Las dos coronas del Aus Open (2009 y 2022) se suman a las 13 de Roland Garros, las 2 de Wimbledon y 4 del Abierto de Estados Unidos. “Es asombroso, puede ser uno de los momentos más emocionantes de mi carrera”, admitió en un mensaje al público al momento de recibir el trofeo.

Rafa consiguió la hazaña después de superar este año una ausencia de cinco meses en el circuito debido a una lesión y un posterior contagio de Covid-19, por lo que estuvo inactivo desde agosto de 2020. “No sabía si iba a poder volver”, admitió todavía incrédulo de su conquista.

El retorno al circuito se produjo a comienzo de temporada en el ATP 250 de Melbourne, que ganó como un calentamiento para su gran actuación en este Aus Open, al que llegó como sexto preclasificado para su 17ma. participación.

En el camino a su sexta final en Melbourne, el español hizo a un costado al estadounidense Marcos Girón (R1), el alemán Yannick Hanfmann (R2), el ruso Karen Khachanov (R3), el francés Adrian Mannarino (octavos de final), el canadiense Denis Shapovalov (cuartos) y el italiano Matteo Berrettini (7º) en semis.

Foto AFP

(Foto AFP)

La final ante Medvedev, de tinte épico, fue elegida por el propio Nadal como uno de los partidos “más emocionantes” de su carrera. “Ha sido un gran honor compartirlo contigo, eres un gran campeón y no tengo dudas que este trofeo lo vas a poder tener un par de veces”, reconoció a su rival.

Previamente el ruso, con simpatía, había elogiado a la leyenda: “¿No estás cansado?, le preguntó en todo de broma. “Quiero felicitarte. Pensé que podía ganar hoy pero realmente levantaste tu nivel de manera increíble”.

Medvedev, de 25 años, perseguía la conquista de su segundo Grand Slam tras celebrar el US Open del año pasado y el mérito de convertirse en el primer jugador de la Era Abierta en ganar sus dos primeros “majors” en forma consecutiva.

El ruso perdió por cuarta vez ante Nadal en cinco partidos registrados en el circuito profesional. En la temporada 2019 había caído en el Masters 1000 de Canadá, US Open y Masters de Londres, mismo torneo en el que logró su único triunfo ante el español al año siguiente.

Comentarios