Mil muertos por un potente sismo que sacudió el este de Afganistán

Al menos 1.000 personas murieron y unas 600 resultaron heridas como consecuencia de un potente terremoto que golpeó hoy una aislada zona fronteriza del este de Afganistán, según las autoridades, que temen que el balance de víctimas siga aumentando.

 

La zona afectada es aislada, fronteriza y montañosa. Hay cientos de personas atrapadas entre escombros. Dramático pedido de ayuda.
Foto: Télam.

 

Al menos 1.000 personas murieron y unas 600 resultaron heridas como consecuencia de un potente terremoto que golpeó este miércoles una aislada zona fronteriza del Este de Afganistán, según las autoridades, que temen que el balance de víctimas siga aumentando.

“La gente excava y excava tumbas”, dijo el responsable de Información y Cultura de la provincia de Paktika, Mohammad Amin Huzaifa, en un mensaje a la prensa.

En su provincia, la más afectada junto a la de Khost, el balance “llegó a 1.000 muertos y las cifras aumentan”, agregó el funcionario.

“Está lloviendo y las casas están destruidas. No hay lugar donde refugiarse ni comida. Hay gente aún atrapada entre los escombros. Necesitamos ayuda de inmediato”, sostuvo Huzaifa, según la agencia de noticias AFP.

El sismo de magnitud 5,9 se produjo en una zona remota del Este, cerca de la frontera con Pakistán, donde la población vive en condiciones muy precarias.

Ocurrió a 10 kilómetros de profundidad en las primeras horas del miércoles, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que agregó que un segundo temblor de magnitud 4,5 sacudió casi el mismo lugar.

Según Yaqub Manzor, un responsable tribal de Paktika, muchos heridos proceden del distrito de Giyan, en la provincia, y fueron transportados en ambulancias y helicópteros.

“Los mercados locales están cerrados y la gente se precipitó (para ayudar) a las zonas afectadas”, aseguró Manzor a la AFP por teléfono.

“Gran parte de la región es montañosa y los desplazamientos son difíciles. Llevará tiempo evacuar a los fallecidos y heridos”, explicó el ministro de Desastres Naturales, Mohamad Abas Akhund.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios