Mamografías en el Barrio Mugica: una iniciativa para concientizar

En una iniciativa conjunta entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Secretaría para la Igualdad de Género, el Ministerio de Salud y la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) de Barrio Mugica, y las fundaciones Avon y LALCEC, más de 150 vecinas del Barrio Mugica se realizaron la mamografía anual.

En el marco del Mes de la Lucha contra el Cáncer de Mamas, durante cuatro días se instaló un camión con un mamógrafo móvil en el barrio para atender a mujeres de 40 a 65 años que actualmente no tienen cobertura médica.

Fotos de Macarena Bultri/GCBA
Fotos de Macarena Bultri/GCBA

“Hacía tres años que no me realizaba los controles. Me enteré del móvil y aproveché a hacérmela para estar más tranquila. Estando el móvil acá es más fácil para nosotras”, dijo Paula Gauto, vecina del ex Barrio 31.

El caso de Paula se replica en otras mujeres para quienes no siempre es sencillo acercarse a los hospitales y centros de salud de la Ciudad; una situación que -según informaron desde la Secretaría de Género porteña- empeoró durante la pandemia debido al aislamiento y al aumento de las tareas de cuidado, que provocó que las mujeres relegaran sus controles personales.

Alejandra Galván, de 52 años, se realizó la última mamografía hace dos años. “Me enteré a través de las caminatas de salud que hacemos las chicas diariamente para recuperar nuestra movilidad, después de tanto tiempo de pandemia. Son 10 minutos con los que podés prevenir un cáncer”, aconsejó, al finalizar el estudio.

“La experiencia fue muy buena”, contó Claudelina Meza, quien también se mostró muy agradecida por haber podido hacerse el chequeo médico en el barrio. “Es muy sencillo. No duele. Hay que controlarse todos los años para prevenir la enfermedad”, agregó.

La acción buscó concientizar sobre la importancia de evaluarse para detectar a tiempo cualquier anomalía.

Fotos de Macarena Bultri/GCBA
Fotos de Macarena Bultri/GCBA

Desde la Secretaría para la Igualdad de Género, a cargo de Marisa Bircher, destacaron que el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres argentinas, pero si se detecta a tiempo, es curable en más de un 90% de los casos. Además, remarcaron que con la pandemia muchas cuestiones quedaron relegadas por el aislamiento, el trabajo y las tareas de cuidados, pero es importante realizarse los chequeos anuales para poder detectarlo y así prevenirlo o curarlo. Es fundamental que todas las mujeres sepan que es gratis y muy sencillo de hacer.

Según la Encuesta de Opinión Pública sobre Cáncer de Mama realizada este año por Fundación Avon, este tipo de cáncer afecta a 1 de cada 8 mujeres a lo largo de su vida, y en el caso de Argentina, 2 de cada 10 mujeres en edad de riesgo nunca se han realizado una mamografía. Este relevamiento también revela que durante la pandemia, el 65% de las argentinas no realizaron la visita médica de control, principalmente por miedo al contagio.

“Cuidar la propia salud y contar con acceso a los estudios es un derecho de todas las mujeres. Según nuestro estudio, pocas mujeres saben que el cáncer de mama puede ser asintomático en sus primeras etapas. Por ello, hay que hacerse la mamografía que es el único estudio que puede detectar anomalías muy pequeñas, y no sensibles al tacto.” expresó Ana Inés Álvarez, Directora Ejecutiva de Fundación Avon.

“La mamografía permite ver lo que aún no se palpa y así detectar el cáncer de mama en una fase asintomática. Gracias al Mamógrafo móvil AVON-LALCEC y la articulación realizada con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires podemos brindarle la oportunidad a muchas personas para que realicen su control anual y tengan la posibilidad de detectar la enfermedad” sostiene Cristina Espil, presidenta de LALCEC.

¿En qué consiste la mamografía? Es una radiografía de las mamas que ayuda a identificar transformaciones malignas en el pecho. Es el método más confiable y de mayor precisión para la detección temprana del cáncer de mama. Se recomienda realizar un control ginecológico cada 12 meses, en el cual el o la profesional de la salud debe recetar este estudio a las mujeres entre 40 y 65 años.

La iniciativa se repetirá en otros barrios de la Ciudad, pero también es posible hacerlo con turno en cualquiera de los hospitales de la Ciudad
.

Para solicitar turno ginecológico comunicarse al 147.

Comentarios