LOS TEMAS DEL DIA: El Resumen de “PERIODISMO A DIARIO” con Hugo E. Grimaldi

Las 15 principales: la actualidad en títulos y el desarrollo de las noticias más relevantes del día

 

  • Sin letra chica aún y con bastante ortodoxia, pero sin que se note demasiado, Massa puso primera (ver desarrollo)
  • La lectura política del día en el que el Frente Renovador copó la Casa Rosada y Massa opacó al Presidente (ver desarrollo)
  • Tras los anuncios del nuevo ministro, Juan Grabois amenazó con abandonar el Frente de Todos
  • La oposición de Juntos por el Cambio llamó “insuficientes” a las líneas que esbozó Massa: “tienen gusto a poco”
  • Los mercados creen que habrá que esperar lineamientos porque hasta ahora son expresiones de deseos
  • El Presidente frenó la fusión de dos ministerios y el massista Alexis Guerrera retiene Transporte
  • La Mesa de Enlace reclama discutir las trabas a las exportaciones y la intervención a los mercados
  • El BCRA volvió a vender dólares (sacrificó U$S 440 millones en agosto), subió el blue y también el riesgo-país
  • Dictamen en el Senado reactiva el consenso fiscal, la llave de los gobernadores para que no los alcance el ajuste
  • Vialidad: para secretaría de DDHH el juicio vulnera los de CFK, mientras Magistrados apoyan a fiscales por ataques K
  • Suman al procesamiento del primo de Néstor Kirchner por enriquecimiento ilícito a su esposa y a su hijo
  • La Argentina apoyó en Conferencia de Desarme en la ONU la limitación a la nueva carrera de armas nucleares
  • Bolsonaro criticó el lenguaje inclusivo que usan algunos organismos en la Argentina: “¿en qué ayuda al pueblo’”
  • China inició maniobras militares, casi un bloqueo a Taiwán, debido a la visita de Nancy Pelosi
  • Europa comienza a concientizar a la población para pasar el invierno, ante la casi segura falta de gas ruso

 

Sin letra chica aún y con bastante ortodoxia, pero sin que se note demasiado, Massa puso primera

 

 

Después del discurso de circunstancias que hizo el presidente de la Nación en la Casa Rosada, con agradecimiento incluido a Silvina Batakis, Daniel Scioli y Julián Domínguez y de la toma de juramento con un “sí” estentóreo de su parte, el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa tuvo que rendir un primer examen ante la opinión pública aportando detalles de algunas medidas que se irán tomando en los próximos días. Los mercados deberán evaluar si con lo dicho alcanza para cambiar el rumbo o si todavía seguirán a la espera.

“No soy superministro, ni mago, ni salvador”, se atajó Massa para mostrarse humilde y no desentonar con una serie de anuncios bastante razonables en espíritu, pero que se notó que todavía les falta el camino de la instrumentación. Hizo su exposición tratando siempre de compensar medidas ortodoxas con otras más a gusto del kirchnerismo, de allí el cuarto eje de su discurso, dedicado al “desarrollo con inclusión social”. También prometió reuniones con sindicatos y empresarios para los próximos días.

Sin que todavía se conozca la letra chica, con mucho de voluntarismo, sin mayores números sobre el impacto en la economía, ni mayores precisiones, detalles que los mercados probablemente quieren ver, estos fueron los ejes del discurso:

  • fortalecimiento de las reservas a través de la toma de nueva deuda en dólares (U$S 7.050 millones)
  • mayores controles sobre la subfacturación de importaciones
  • no habrá más adelantos del BCRA al Tesoro en 2022
  • acuerdo con los exportadores sin devaluación
  • canje voluntario de parte de la deuda en pesos
  • bono a jubilados
  • regímenes especiales para generar inversiones en sectores
  • puesta en marcha de un programa para transformar los planes sociales en empleo
  • ratificación del congelamiento de vacantes en la Administración Central y organismos periféricos
  • ajuste fiscal basado en un aumento de tarifas de los servicios que tendrán un tope de consumo para merecer subsidio
  • un freno a la emisión monetaria

No hubo mayores referencias a los precios, pese a que la inflación es hoy el mayor problema de los argentinos ni tampoco a la pobreza, pese al capítulo de la inclusión. En el poco tiempo que tuvo para armar una estrategia el ministro apuntó a generalidades y dejó la sensación de que le falta aún un viceministro, alguien que piense con cerebro de economista. Massa es abogado y leyó el discurso y los anuncios.

Quizás por eso, estuvo muy errático en las respuestas al periodismo y dio pocas precisiones. Justamente, el capítulo más flojo de la presentación en sociedad fue el de la conferencia de prensa, donde se lo vio cansado y pateando la pelota hacia afuera de modo constante.

Éste es un resumen de los anuncios de las cuestiones que en su mayoría se deberán precisar durante los próximos días cuando se hagan operativas. El mismo Massa los dividió en cuatro capítulos:

  • Orden fiscal
  • Se cumplirá la meta de 2,5% de déficit establecida en el Presupuesto.
  • No se utilizarán Adelantos del Tesoro en lo que resta del año.
  • Rige el congelamiento de la planta del Estado para todos los sectores de la Administración Pública Nacional centralizada y de otros organismos, cuyos recortes serán auditados por la AFIP.
  • Tarifas: cuatro millones de hogares argentinos renunciaron a usar los subsidios. Entre los casi 10 millones que sí los pidieron se promoverá el ahorro de consumo. Habrá un tope y quienes lo vulneren pasarán a pagar tarifa plena.

 

  • Superávit comercial
  • Habrá regímenes especiales para incentivar inversiones en agroindustria, minería e hidrocarburos por aumento de producción y también para la economía del conocimiento.
  • Se lanzará un programa de crédito a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores para “vender más trabajo argentino al mundo”.
  • También se prevé poner en marcha un sistema de trazabilidad de comercio exterior, para darle mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones.

 

  • Fortalecimiento de Reservas
  • Adelanto de exportaciones, con las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, para que ingresen en los próximos 60 días U$S 5.000 millones, que irán a las Reservas del Banco Central.
  • Desembolso por U$S 1.200 millones de organismos internacionales por programas vigentes, entre ellos uno adicional con la CAF por U$S 750 millones adicionales.
  • Hay cuatro ofertas de REPO para el fortalecimiento de las Reservas y recompra de deuda soberana (tres de instituciones financieras internacionales y un fondo soberano).
  • Habrá un plazo de 60 días para que quienes triangularon importaciones para sobrefacturarlas se desliguen del problema reconociendo la maniobra. Después habrá persecución penal y denuncia ante las autoridades de lavado de dinero de los Estados Unidos.
  • Ya hubo una primera reunión de trabajo con el FMI para continuar con los desembolsos previstos.

 

  • Desarrollo con inclusión social
  • Jubilaciones: el 10 de agosto se anunciará el Índice de Movilidad Jubilatoria y habrá un refuerzo para “que ayude a los jubilados a superar el daño que les produce la inflación”.
  • Trabajo: se convocará el jueves de la semana próxima a entidades empresarias y de trabajadores para asegurar un mecanismo que permita recuperar los ingresos de los trabajadores del sector privado, que incluye la mejora de las asignaciones familiares.
  • Planes Sociales: se encarará una política de reordenamiento durante los próximos 12 meses, poniendo foco en tres ejes: la vuelta al mercado de trabajo, el fortalecimiento de las cooperativas y la protección en caso de situaciones de vulnerabilidad. El 15 de agosto empezará una auditoría que realizarán las universidades y quien no la cumpla, recibirá la suspensión del plan. En paralelo, cada liquidación se cruzará con las bases de datos de la ANSeS. Se promoverá la inserción laboral por 12 meses con el pago de planes como parte del ingreso de bolsillo y el resto, hasta llegar al convenio, a cargo de la empresa. La idea es que el plan sea la emergencia y el trabajo lo permanente.
  • Crédito Argentino: se iniciará una unificación de los programas de crédito en una sola línea, que se llamará así y que va a unificar todas las políticas de promoción del crédito para los sectores productivos, las PYME y el comercio, un programa por un total de $400 mil millones.

 

La lectura política del día en el que el Frente Renovador copó la Casa Rosada y Massa opacó al Presidente

 

 

El ocaso de Alberto Fernández, la entronización de Sergio Massa y la ausencia de Cristina Kirchner fueron los tres hechos políticos más relevantes de ayer en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. El Frente Renovador se hizo notar al cierre con sus cánticos, cuando ya su líder era ministro. “Borombombón, borombombón, somos el Frente Renovador”, comenzaron a cantar con Malena Galmarini entre ellos. Con su dedo en alto significando que “no”, Massa cortó el cántico de cuajo; la tensión con el kirchnerismo podría volvérsele en contra.

Entre los asistentes estaban los hijos de Massa y su esposa, junto a su padre y su actual pareja, Moria Casán. Los amigos empresarios del nuevo ministro también estuvieron sentados en las primeras filas: José Luis Manzano, Daniel Vila, Francisco De Narváez, Jorge Brito y Marcelo Mindlin. Hubo también dos dirigentes del Grupo de los Seis: Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio) y Daniel Funes de Rioja (UIA). Entre los sindicalistas estuvieron el titular del gremio de los canillitas, Omar Plaini, Hugo y Pablo Moyano y Antonio Caló.

Varios colaboradores de la Casa Rosada calculaban que ni cuando asumió el primer gabinete de Fernández hubo tanta gente en el Museo. Se estimaban más de 700 personas y algunos contaron hasta mil. En la previa, Massa estuvo con el Presidente y sus colaboradores y luego repasó con él los ejes del discurso que daría más tarde en el Palacio de Hacienda y las medidas.

“Veo a muchos empresarios, a gremialistas y a gente de la política. Tenemos una gran oportunidad como país. No la dejemos pasar por alto”, dijo Fernández antes de su agradecimiento “a Silvina (Batakis), a mi amigo Daniel (Scioli) y a Julián (Domínguez)”. Cuando la cuestión protocolar terminó y Massa enfatizó el “sí juro”, el Presidente bajó cabizbajo del escenario y el lugar fue todo del ministro, quien se excusó de adelantar líneas de lo que diría luego.

Antes del inicio del acto, el operativo de seguridad en el ingreso del Museo del Bicentenario se vio desbordado por decenas de personas que, sin invitación, lograron ingresar a la Casa de Gobierno. En paralelo, un centenar de personas montó una protesta que comenzó con insultos a los dirigentes que ingresaban caminando por la Plaza de Mayo y que luego derivó en golpes y patadas a los autos que trasladaban a funcionarios, incluido el de Massa.

 

Video con la Edición Compacta de Periodismo a Diario – 04/08/22

Comentarios