LOS TEMAS DEL DIA: El Resumen de “PERIODISMO A DIARIO” con Hugo E. Grimaldi

El papa Francisco besó la bandera de Ucrania y pidió por los débiles, en carta a Fernández

 

El papa Francisco generó ayer novedades a dos puntas: en Roma besó una bandera de Ucrania que le hicieron desde la arrasada localidad de Bucha y sin nombrar aún a Vladimir Putin denunció las “atrocidades”, describió la situación como “una horrenda crueldad cometida también contra civiles, mujeres y niños” y pidió “que se callen las armas”, mientras que le hizo llegar una carta al presidente Alberto Fernández en la que pidió “soluciones adecuadas a los problemas” de “los más débiles y descartados”.

En medio de la tensión por los piquetes, Francisco aprovechó una respuesta protocolar a un saludo anterior del Presidente para instarlo a proteger la “dignidad” ante “las dificultades” que padecen los argentinos. Sin hacer menciones explícitas a las divisiones del Gobierno, el mensaje del Papa contiene un llamado a la búsqueda del bien común y a la unidad que la da aire a Fernández.

La respuesta política del Presidente se hizo pública través de su cuenta de Twitter. “Estimo profundamente la que me envió @Pontifex_es. Valoro sus palabras como un faro para enfrentar los desafíos de este tiempo y agradezco de corazón sus buenos deseos”, señaló el mandatario, para concluir: “El mundo tiene la fortuna de contar con un líder moral que promueve la paz, la equidad y la unidad”.

 

En el Senado, Cristina busca recomponer la centralidad y apura dos leyes

 

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, quien quedó desairada con la ratificación legislativa del Entendimiento con el Fondo Monetario está reconstruyendo su poder político a partir de dos proyectos de ley que se tratan en la Cámara de Senadores: la nueva composición del Consejo de la Magistratura y el proyecto de blanqueo de fondos fugados al exterior para pagar la deuda con el FMI.

El primer proyecto, que se tratará hoy en el recinto a partir de las 14, prevé que el cuerpo que nombra y destituye a los jueces esté conformado por 17 miembros y sin que haya ningún juez de la Corte como miembro. El Frente de Todos descuenta que tendrá quórum, pero a la hora de votar necesita contar con mayoría absoluta de 37 votos afirmativos para aprobar la iniciativa, aunque se descuenta que al bloque oficialista se le sumarán la misionera Magdalena Solari Quintana y el rionegrino Alberto Weretilneck. A su vez, Juntos por el Cambio rechaza el proyecto porque plantea que el presidente de la Corte Suprema debe integrar el Consejo y además presidirlo.

La otra iniciativa, que se está debatiendo en Comisión, es también rechazada por la oposición porque técnicamente considera que se trata de un impuesto que debe iniciarse en Diputados, aunque políticamente suponen que el proyecto es parte de la puja entre el kirchnerismo y el presidente de la Nación, para demostrar que algo se quiere hacer desde el Congreso para diferenciarse del Ejecutivo. En la reunión de ayer, el senador Martín Lousteau (UCR) dejó mal parado a un director del Banco Nación, cuando logró que éste admita que “sí” era fuga de capitales transferir fondos al exterior o guardar dólares en una caja de seguridad, tal como hicieron en su momento Néstor y Florencia Kirchner.
En la previa esa discusión, el bloque oficialista recibió a líderes sindicales kirchneristas quienes se comprometieron a respaldar y “militar” la ley en la calle. Allí, estuvieron Pablo Moyano (Camioneros), quien aunque cada vez se muestra más cercano a Máximo Kirchner ayer almorzó con el Presidente en Olivos, Hugo
Yasky, Sergio Palazzo y Omar Plaini, entre otros.

La ofensiva de la vicepresidenta, quien sigue dominando el Senado, debería multiplicarse en Diputados donde los números no le dan tan a favor al oficialismo. Según el senador Luis Juez, no sería demasiado arriesgado pensar que finalmente Cristina puede lograr que las dos iniciativas terminen siendo Ley, convenciendo a los Diputados remisos. “Los senadores del Frente de Todos le tienen pánico a Cristina”, expresó.

 

La aceleración inflacionaria reacomoda planes sociales, mueve paritarias y reposiciona a Kicillof

 

Ante la posibilidad de que la inflación en alimentos sea superior a 7 por ciento en marzo y un día antes de que reciba a los piqueteros en su despacho, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta anunció ayer junto al Presidente que habrá una suba de la tarjeta Alimentar que llegará a $ 9 mil, 50% más del valor actual. También se informó que, ante la inminencia de nuevos cortes y sin la posibilidad de seguir entregando planes sociales tal como se le reclama, se apuró la medida tras el visto bueno del ministro de Economía, Martín Guzmán. Con el aumento, el costo mensual para el Estado para cubrir la tarjeta Alimentaria pasará de $18 mil a $27 mil millones.

La aceleración de la inflación también desató una carrera salarial con acuerdos paritarios a plazos cada vez más cortos y con pedidos de renegociación antes de tiempo, lo que motivó que esta semana los gremios y la UIA suscribieran un acuerdo para oficializar el adelanto. Ya es un hecho que las paritarias que se cerraron hasta el momento volverán a reabrirse, ya que en la mayoría se tomó 45% de suba en varios tramos, parámetros que quedaron desactualizados por el aumento de los precios. En este sentido, también se acordó debatir sobre el valor de una canasta de productos. El problema para el Gobierno serán las exigencias de los gremios estatales, porque sus demandas deberán ser atendidas con recursos fiscales, algo que puede complicar los números acordados con el FMI.

En tanto, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, volvió a insistir con que “con los aumentos de los precios, el sueldo empieza a no alcanzar”, una surte de ratificación de otras declaraciones de 24 horas antes cuando dijo que “en el Conurbano y el interior no da más la situación social”. Si bien esos dichos tienen que ver con algún tipo de reposicionamiento interno y la cercanía que está queriendo tener con Máximo Kirchner, hasta ahora el ex ministro de Economía no se había mostrado tan duro con la política económica del Presidente.

 

La Argentina avalará suspensión de Rusia en la Comisión de DDHH de la ONU

 

Esta tarde, la Asamblea General de Naciones Unidas votará una iniciativa para suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos que preside la Argentina por las “sistemáticas violaciones de los derechos humanos” perpetradas por las tropas del Kremlin en Ucrania y trascendió que el gobierno de Alberto Fernández votará a favor de la Resolución.

El Presidente instruyó de esa forma al canciller Santiago Cafiero, para avalar la acusación de que fuerzas militares rusas cometieron crímenes de guerra, a partir de las imágenes de civiles masacrados que recorrieron el mundo.

Por su parte, tal como lo ha venido haciendo desde el comienzo de la guerra con diferentes países, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, tuvo hoy un contacto por videoconferencia con el Parlamento griego y realizó un llamamiento para “salvar a las personas que siguen con vida en la ciudad de Mariúpol”, al sudeste de su país. Zelenski cifró en cerca de 100.000 las personas que siguen atrapadas en la ciudad y denunció que “las están matando de hambre y de sed”, ante la imposibilidad de entregar ayuda humanitaria.

Y mientras la OTAN denunció que Rusia prepara un feroz ataque sobre el este de Ucrania y le pidió a la población que huya en forma “urgente”, el canciller de este país volvió a solicitar que Moscú responda por sus acciones ante la Justicia, al tiempo que le hizo a la alianza tres demandas: “armas, armas y armas”.

 

Video con la Edición Compacta de Periodismo a Diario – 07/04/22

Comentarios