Le otorgan un botón antipánico y custodia policial a la comerciante que ayudó a la víctima

Una comerciante que rescató y auxilió a la chica violada por un grupo de jóvenes en el barrio porteño de Palermo la justicia le otorgó un botón antipánico y dispuso de una custodia policial frente a su domicilio y en la panadería en que trabaja por amenazas recibidas por parte de los acusados al momento del hecho, informaron fuentes judiciales.

 

Natalia, la empleada de la de la panadería que ayudó a salir del auto a la joven de 20 años victima de violación en grupo en el barrio de Palermo, denuncio que fue amenazada por los acusados.

 

“Ya sabemos dondé trabajan y vamos a volver, hijos de puta. Los vamos a matar a todos”.

 

Natalia, la trabajadora de la panadería, radico la denuncia días atras en la Fiscalía Norte del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires acompañada de su abogado Marino Cid Aparicio y Martín Sarubbi, quienes recibieron una pronta respuesta de parte del Ministerio Público Fiscal, que dispuso una serie de medidas de protección, que incluyen un botón antipánico, un teléfono de emergencia y un patrullero en su domicilio.

Comentarios