La respuesta inmune celular es potente en los dos esquemas aplicados en el país

La respuesta inmune a nivel celular con las vacunas que se aplican en la Argentina es robusta, tanto si los esquemas fueron con la misma vacuna o con vacunas diferentes. Así lo demuestra un estudio científico randomizado, aleatorio, que se realizó en el país, que no detectó diferencias estadísticamente significativas entre quienes recibieron una vacunación homóloga (dos dosis de Sputnik V) y quienes recibieron una de tipo heterólogo (una primera dosis de Sputnik V combinada con otra de las demás vacunas disponibles en el país).

La investigación ha sido posible tras la generación de la Plataforma COVID-T, diseñada y desarrollada por los científicos argentinos con el objetivo de monitorear la respuesta linfocitaria T antígeno-específica en pacientes recuperados de Covid-19 y en personas vacunadas. El proyecto surgió en el marco de la Unidad Coronavirus (del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el CONICET y la Agencia I+D+i) y fue presentado y trabajado por un equipo de científicas y científicos del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME – CONICET) liderado por el reconocido Rabinovich.

“La reacción de los linfocitos T es muy robusta tanto para las subpoblaciones celulares CD4 como CD8, a los 14 días de la vacunación. La capacidad inmunogénica de la vacuna es comparable en estrategias homólogas y heterólogas”, describe el investigador del CONICET Gabriel Rabinovich, a cargo del equipo que llevó a cabo los ensayos. Los linfocitos (las células) T CD4 ayudan a coordinar la respuesta inmunitaria al estimular a otras células del sistema inmune, como los macrófagos, los linfocitos B y los linfocitos T CD8 para combatir la infección de SARS-CoV-2 en el organismo.

“La Plataforma permite estudiar la respuesta inmunológica de linfocitos T, un tipo de inmunidad distinta a la que analizamos cuando evaluamos presencia de anticuerpos, y su duración en el tiempo frente al virus SARS-CoV-2 en personas que recibieron una y dos dosis de las vacunas aplicadas en la Argentina, en este caso en la Provincia de Buenos Aires, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en pacientes recuperados de la enfermedad”, explica Gabriel Rabinovich. De este modo, es posible evaluar de manera integral la respuesta inmune que generan las vacunas aplicadas en la Argentina. Este proyecto se insertó en el estudio coordinado también por el Ministerio de Salud de la Nación que  se lleva a cabo en las Provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y San Luis denominado Estudio Colaborativo para la Evaluación de los Esquemas Heterólogos de Vacunación contra COVID-19 en la República Argentina.

Además, el trabajo contó con un amplio equipo de científicos y científicas, algunos de los cuales pausó sus investigaciones originales para poder colaborar en el área de la emergencia que planteó la pandemia de Covid-19. Como investigadoras responsables participan la Lic. Montana Manselle Cocco y la Lic. Florencia Veigas en colaboración con el Lic. Yamil Mahmoud, el Dr. Tomás Dalotto-Moreno, la Dra. Ada G. Blidner, el Dr. Nicolas Torres, el Dr. Alejandro Benatar, el Dr. Alejandro J. Cagnoni, el Bioq. Pablo Hock, las Méd. Valeria Wiersba y Alicia Sirino y los  Biól. Camila Bach y Marco Scheidegger.

Los resultados acerca de la respuesta celular fueron presentados durante un webinar brindado el lunes 25 de octubre, y organizado por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud de la Nación y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, con la participación de la Secretaría de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Este proyecto comenzó en el 2020 a partir de un proyecto que recibió el financiamiento conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación a través de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), y la Fundación Bunge y Born, en el marco de la “Unidad Coronavirus COVID-19” y actualmente recibe el apoyo de esta Unidad del MINCYT, del FOCEM (Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur) y de las Fundaciones Bunge Born, Williams y Sales.

Los resultados preliminares presentados son parte de un trabajo colaborativo entre el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud de la Nación, el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación, quien financia a través de la Unidad Coronavirus y  el Laboratorio de Glicomedicina e Inmunopatología del IBYME que realiza los estudios específicos de respuesta inmune celular mediante la plataforma y la metodología desarrollada por ellos mismos. Esta plataforma es única en América Latina y una de las pocas del mundo que permiten estudiar la inmunidad de manera integral y a largo plazo.

Comentarios