La moderación discursiva de Alberto Fernández de cara a las elecciones de Noviembre

El Presidente busca dejar atrás los discursos de campaña ideologizados y con alusiones recurrentes a la oposición. Empoderamiento de su imagen y reconstrucción de la autoridad perdida, las claves del nuevo rumbo.

Fernández quiere alejarse de los gritos y frases rimbombantes, tan características de los políticos en tiempos electorales. No le sirvieron para llegarle a los argentinos antes de las PASO. Además, después de la crisis política que vivió su gobierno, necesita volver a construir una identidad presidencial con algún rasgo más visible de autoridad.

En el acto estuvo rodeado de los ministros que no le renunciaron en la crisis política luego de las PASO. Los leales. En su presentación dejó en claro que la agenda que tienen que instalar en la nueva etapa de campaña está más relacionada al futuro que al pasado, poniendo en eje la recuperación de puestos de trabajo y la reactivación económica. Se terminó el discurso con matices negativos de la crítica incesante al gobierno pasado.

En La Rural, donde se llevó a cabo el evento, estuvieron tres de sus ministros más cercanos: Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Jorge Ferraresi (Vivienda y Hábitat) y Claudio Moroni (Trabajo). También lo acompañaron el secretario presidencial, Julio Vitobello; el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la titular de Aysa, Malena Galmarini, el cotitular de la CGT, Héctor Daer, el titular del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri y el titular de la UOCRA, Gerardo Martínez.

En “Las Claves de la Mañana” por Eco Medios el informe de Joaquin Mujica Diaz:

 

Comentarios