La estrategia de la Ciudad para afrontar la suba de casos

En el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires profundiza constantemente una estrategia integral e interministerial para minimizar la propagación del virus a lo largo del territorio porteño. Las políticas públicas están acompañadas por la concientización de los vecinos sobre las recomendaciones y pautas de cuidado, entendiendo que el compromiso ciudadano es  un eslabón fundamental en la batalla contra el COVID-19.

En esa línea, desde fines de 2020 y principios de este año, se tomaron una serie de medidas para reforzar el sistema de salud, para prevenir y hacerle frente a la suba de casos de contagio, como por ejemplo la búsqueda puerta a puerta de casos; la atención espontánea en hospitales, testeo rápido a trabajadores de distintas áreas del GCBA; los test a turistas que regresan a la Ciudad y la implementación de la campaña de vacunación. Como así también los controles en centros gastronómicos y plazas, yla recepción de contagiados leves en hoteles acondicionados especialmente.

A  lo largo del 2020 se reforzó el Sistema de Salud Público para garantizar una atención gratuita y de calidad en todo momento. Se  incorporaron más de 5.900 personas a los equipos de los distintos centros de salud, 6.950 nuevas camas especialmente destinadas a personas contagiadas, nuevo equipamiento e insumos médicos. En paralelo, se desarrolló un plan de testeo inteligente que fue evolucionando de manera gradual. Sus cuatro pilares centrales son la investigación epidemiológica, el rastreo territorial de casos, la identificación temprana y el resguardo oportuno.

 

Estrategia de testeo inteligente

Actualmente se realizan un promedio de 10.000 testeos (entre PCR y antígenos) diarios. A mediados de abril del 2020 se hacían 250 PCR por día, 850 a mitad de mayo, 1000 a principios de junio y 5 mil en agosto. Es decir, aumentaron de manera sistemática en coincidencia con la profundización de las políticas sanitarias.

El plan de testeos se encuentra basado en ejes centrales.

En primer lugar, la búsqueda ‘puerta a puerta’ a través del Operativo DetectAR que lleva adelante la Ciudad en conjunto con el Gobierno Nacional. Hoy cuenta con 28 dispositivos, en total 229.184 vecinos se realizaron el PCR, de los cuales el 16% fueron positivos.

La iniciativa se profundizó hacia fines de julio del año pasado con la incorporación del testeo a todos los convivientes de casos recientemente confirmados y, se extendió aún más, el 7 de septiembre con la evaluación de todos los ‘contactos estrechos’. Actualmente toda persona que considere que estuvo en contacto reciente con un caso positivo, presente o no síntomas, puede dirigirse al dispositivo más próximo a su hogar para ser testeado preventivamente.

En segundo lugar, la atención espontánea de vecinos en las 22 Unidades Febriles de Urgencia (UFU’s) que se encuentran anexas a hospitales públicos y se crearon específicamente para este fin.En esos puntos ya se atendieron más de 223 mil pacientes (el 65% residentes de CABA), más de 217 mil fueron testeados y el 30% fueron confirmados con coronavirus. Toda persona que presente síntomas compatibles con la enfermedad puede dirigirse a la UFU más cercana a su domicilio, donde será evaluada e hisopada en caso de corresponder.

Y por último,el testeo a los turistas que ingresan a la Ciudad o a residentes que regresan a su domicilio luego de un período de vacaciones.

 

Testeos a turistas

 Las últimas dos iniciativas que se implementaron fueron, en primer lugar,  los testeos a todos los turistas que visitan la Ciudad o los residentes que regresan luego de más de cuatro días a más de 150 km de distancia. Para llevarlo a cabo, se crearon nuevos Centros de Testeo al Turista, uno de ellos se ubica en Ezeiza, para todos los que arriban por vía aérea y otro en la Terminal de Ómnibus Dellepiane para aquellos que optan por micros de larga distancia. Los que ingresan en auto pueden solicitar un turno online para el Edificio Munich (Puerto Madero), la Unidad Sanitaria Móvil (Balvanera) o en los Centros Vehiculares Costa Salguero y Figueroa Alcorta (Recoleta). Y desde el viernes 15 también en la Rural.

El objetivo es identificar casos rápidamente en pos de disminuir los contagios. Como resultado, en un mes ya se testearon a más de 160 mil personas de las cuales 2.160 resultaron positivas, lo que representa una tasa de positividad de 1.45 %.

Campaña de vacunación

 En segundo lugar, el 29 de diciembre pasado, el GCBA inició la primera etapa de la campaña de vacunación contra el COVID-19. Se implementara en base a un plan gradual por etapas de acuerdo a lo establecido por el Gobierno Nacional. Las 23.100 dosis iniciales de la Sputnik-V se encuentran destinadas a todo el personal de salud de primera línea.

Ya se brindaron casi 13.158 dosis en 37 hospitales, 17 del Sistema de Salud Público y 20 privados  o dependientes de otras jurisdicciones. Teniendo en cuenta el nivel de exposición al virus, primero se vacunará al personal de las Unidades de Terapia Intensiva, de las guardias, de los laboratorios que manipulan muestras de COVID-19 y de las ambulancias que trasladan a personas contagiadas.

En todos los casos, quienes se apliquen la vacuna reciben un seguimiento epidemiológico con el objetivo de crear alertas tempranas sobre efectos secundarios y brindarles asistencia médica en caso de que lo necesiten.

Controles en comercios y plazas
Desde esta semana, y ante la implementación de nuevas medidas para frenar la suba de contagios de coronavirus, el Gobierno porteño implementó operativos nocturnos en varios puntos de la Ciudad para controlar el cumplimiento de los protocolos en distintos locales gastronómicos y espacios verdes.

Los controles, realizados por agentes de Prevención del Delito, bomberos, Defensa Civil, agentes comunales, inspectores de espacio público, agentes de la Administración Gubernamental de Control y concientizadores de diferentes áreas de Gobierno, se llevan a cabo desde las 18 hasta la 1 hora del día siguiente en 39 zonas gastronómicas  y 37 espacios verdes.

En los locales gastronómicos se controla desde las 20 que la gente solo consuma en las mesas y que no haya take away de alcohol, con el objetivo de evitar la aglomeración de personas. También se certifica el cierre de los comercios a la 1 de la mañana.

Asimismo, en las plazas se verifica que no haya aglomeración, que se cumpla el distanciamiento y que se utilice el barbijo. También se controla que las vecinas y los vecinos no armen estructuras y equipos de sonido para posibles encuentros más grandes.

A su vez, un equipo de 824 concientizadores,guardaparques, agentes de prevención y agentes de tránsito realizará operativos en el horario diurno en 23 centros comerciales, 6 centros de trasbordo y 76 espacios verde con alta concurrencia.

Hoteles para recibir contagiados

En las últimas semanas se reabrieron cinco hoteles para recibir pacientes contagiados leves. En los nueve que actualmente están funcionando hay 624 personas alojadas. Y hay establecimientos en reserva por si los casos suben, algo que se analiza semana a según la evolución sanitaria.
Desde su implementación, cuando al inicio de la pandemia recibía además de los turistas que debían cumplir con el Aislamiento social preventivo y obligatorio a ciudadanos que no tuvieran dónde permanecer aislados mientras esperaban los resultados del test, en los hoteles fueron hospedadas 68.346 personas, de las cuales egresaron 67.722 en total.

Se detectaron hasta el momento en hoteles 37.509 casos positivos. Y hay actualmente 415 sospechosos a la espera de resultados.

Refuerzo del Sistema de Salud Público

 El Ministerio de Salud reforzó el sistema sanitario para poder brindar una atención pública, gratuita y de calidad aún en el momento más difícil de la pandemia. Se incorporaron 1950 camas en hospitales especialmente destinadas a pacientes con coronavirus: 450 de terapia intensiva (en la actualidad alcanza un promedio de ocupación del 30 %) y 1.500 de internación general (19,8 de ocupación); y hay 5.000 más disponibles para pacientes leves (6,5%) que no requieran de cuidados especiales entre hoteles y centros de resguardo.

En cuanto a los recursos humanos, se sumaron más de 4.600 personas al sistema hospitalario: 1200 médicos; 2300 enfermeros; 290 kinesiólogos; 122 bioquímicos; y 750 entre técnicos especialistas de la salud, personal de administración y servicios generales. Por otro lado, para el seguimiento epidemiológico de los ‘contactos estrechos’, los dispositivos en los barrios, los testeos rápidos y sistemáticos al personal de la Ciudad, y los hoteles especialmente acondicionados para recibir pacientes leves, se incorporaron 1300 personas entre médicos, enfermeros, profesionales de la salud y técnicos especialistas.

En paralelo, se reforzó el equipamiento en los hospitales con más respiradores, monitores multiparamétricos, equipos de Rayos X y de diálisis portátiles, entre otros elementos clave para el cuidado de los pacientes internados. También se sumaron 7 ambulancias con tecnología de última generación con el fin de dar una respuesta rápida ante cualquier urgencia o necesidad de traslado de una persona.

Además, le brinda a los centros de salud todos los Elementos de Protección Personal necesarios para que los profesionales puedan atender a los pacientes de manera segura:  barbijos, máscaras faciales, guantes, cofias, botas, camisolines, entre otros. Se realizan dos entregas semanales y la cantidad de insumos es de acuerdo a las necesidades detalladas por cada institución.

Dentro de los hospitales, se cumplen con todas las medidas de bioseguridad y se encuentran correctamente delimitados los sectores destinados a la atención de pacientes con COVID-19 de los de otras patologías, para minimizar el riesgo de contagios en los establecimientos. Como resultado, funcionan en simultáneo dos Unidades de Terapia Intensiva, dos áreas de internación general, etc.

Previo al ingreso a los centros de salud, se le toma fiebre y se le hace un breve cuestionario —a modo de triage— a todo el personal y cualquier persona que se acerque al establecimiento. En ese momento,  también se brinda alcohol en el gel para la desinfección de manos.

Por último, se crearon 22 nuevas Unidades Febriles de Urgencia (UFU´s) que están anexas a hospitales públicos con el objetivo de generar un nuevo punto de diagnóstico previo a la guardia. 

El servicio de Boti

La tecnología fue también un pilar para afrontar la lucha contra el Covid. Desde la Secretaría de Innovación se desarrollaron los sistemas para otorgar turnos y disponibilizar la firma online de las declaraciones juradas correspondientes al protocolo de testeo a turistas, activo desde el 8 de diciembre y que durará hasta fines de verano. También se disponibilizó toda la información del Operativo en Boti, el chatbot de la Ciudad, para que los vecinos puedan encontrar el centro de testeo más cercano y conozcan todos los requisitos necesarios para poder realizar el test.

A través de Inteligencia Artificial, Boti se integra con los sistemas de Salud para poder brindar los resultados del test entre las 12 y 24 horas posteriores de realizado el control sanitario. De esta manera todos los que se testean, sean residentes o turistas, pueden acceder a los resultados de manera fácil y sencilla a través de WhatsApp. Esta solución, a la que se accede escribiendo “Resultado de test” en Boti, también funciona para todos los testeos realizados en las UFUS y en los dispositivos DETECTAR de la Ciudad.

Desde la irrupción de la pandemia, Boti funciona como una fuente de información oficial para que los vecinos puedan consultar sobre síntomas y prevención del COVID19. Ya se recibieron más de 120.000 consultas por síntomas del Coronavirus, de las cuales un 29%fueron derivados como casos sospechosos a la Unidad Febril de Urgencia (UFU) más cercana.

De esta manera se canalizaron a través del chatbot la mayoría de las consultas, evitando que dichos llamados entren al SAME y ahorrando recursos del sistema de salud.

También se desarrolló un nuevo chat exclusivo para hacer seguimiento de síntomas a las personas que fueron identificadas como “contactos estrechos”, con un asistente virtual que envía notificaciones dos veces al día con el fin de monitorear su estado de salud y derivar a un operador si hace falta.

Análisis de la situación sanitaria en la Ciudad

 Hasta el momento, se conocieron 187.091 casos, de los cuales el 84% (156.466) se recuperaron y 5.992 fallecieron, lo que refleja una tasa de letalidad del 3,2%. Luego de un período de descenso en los contagios diarios registrados que comenzó en septiembre, en los primeros días de diciembre se alcanzó un piso de 300 por jornada. Sin embargo, desde mediados de ese mismo mes se registra una suba acelerada que asciende a un promedio actual de 1.022 nuevos contagios en los últimos 10 días.

Al analizar los contagios por grupo etario, en las últimas semanas tienen un rol protagónico los jóvenes de 20 a 29 años que pasaron de representar alrededor del 17% de los nuevos casos por jornada en octubre al 26% actual. En cuanto a los fallecidos, más del 87% del total son mayores de 60 años, con una edad promedio de 76,8.

Desde el inicio de la pandemia, se testearon con PCR y antígenos a un total de  1.046.255  personas, entre el sistema público y privado, el 60% residentes de CABA y el 40% provenientes de otras jurisdicciones, principalmente bonaerenses. Se evidencia una tasa de positividad acumulada del 29% entre los vecinos y de 20.362 mil evaluaciones con estas metodologías cada 100 mil habitantes.

 

Además, se realizaron más de 810 mil test rápidos a trabajadores del Sistema de Salud Público, geriátricos, Agentes de Tránsito, de la fuerza de seguridad, del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y de las colonias de verano.

 

Cronología de la evolución de la estrategia sanitaria en la Ciudad

 

La estrategia sanitaria del GCBA para hacerle frente al COVID-19 evolucionó principalmente en base a dos factores clave. En primer lugar, al mayor conocimiento de la enfermedad, su transmisión y su tratamiento en cada etapa. En segundo lugar, a la propagación del virus en el territorio porteño.

 

Por eso, se planificaron políticas públicas integrales que se adaptaron para garantizar una respuesta a las necesidades en cada momento.

 

  • 3 de marzo: primer caso de COVID-19 registrado en la Ciudad.
  • 4 de marzo: inicio del seguimiento de los ‘contactos estrechos’.
  • 5 de marzo: se habilitó la línea 107 del SAME para consultas de coronavirus.
  • 19 de marzo: se alojaron los primeros porteños repatriados en un hotel especialmente acondicionado ya que la tasa de infectividad local era menor que la de los países de origen.
  • 10 de abril: puesta en marcha de las Unidades Febriles de Urgencia (UFU´s) para la atención de personas con síntomas compatibles con el virus.

Los primeros ‘casos sospechosos’ a la espera de resultados y personas con un cuadro leve de COVID-19, sin necesidades especiales de atención, se derivaron a hoteles acondicionados.

  • 25 de abril: relevamiento epidemiológico de los 483 geriátricos en cuatro días.
  • 5 de mayo: comienzo del primer Operativo DetectAR en el Barrio
  • 29 de mayo: puesta en marcha de los testeos rápidos, preventivos y sistemáticos a todo el personal del Sistema de Salud Público.
  • 4 de junio: fue tratado con plasma el primer paciente dentro del Sistema Público de la Ciudad, en el Hospital General de Agudos ‘Carlos G. Durand’.
  • 6 de junio: el Operativo DetectAR se extiende a otros barrios, en su modalidad móvil. Balvanera fue el primer punto elegido por registrar un mayor crecimiento de casos en 5 días.
  • 12 de junio: primer paso en la implementación de los testeos rápidos, preventivos y sistemáticos para los trabajadores de los geriátricos.
  • 15 de julio: resultados del estudio de seroprevalencia en el Barrio 31.
  • 20 de julio: comienzo de los testeos rápidos al personal de seguridad, a los Agentes de Tránsito y a los trabajadores del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat que se encuentran abocados a dispositivos en territorio.
  • 23 de julio: incorporación de los tests argentinos “NEOKIT-COVID-19” y lanzamiento del estudio de seroprevalencia en toda la Ciudad.
  • 27 de julio: comienzan a realizarse los test PCR con muestra de saliva a los convivientes asintomáticos de personas positivas.
  • 7 de septiembre: se profundiza la estrategia de testeos a todos los ‘contactos estrechos’ de casos recientemente confirmados y a todas las viviendas colectivas (multifamiliares) donde se registre al menos un positivo.
  • 16 de septiembre: todos aquellos que hayan tenido contacto con un caso positivo, presenten o no síntomas compatibles con el virus, luego de una semana pueden acercarse a un dispositivo para ser testeados.
  • 8 diciembre: la Ciudad se abre al turismo y se inician los testeos a las personas que la visitan y a los residentes que regresan luego de una estadía de más de 4 días a más de 150 km.
  • 29 de diciembre: inicio de la primera etapa de la campaña de vacunación contra el COVID-19. Con 23.100 dosis de la Sputnik-V, provistas por el Gobierno Nacional.

 

Comentarios