La compañía familiar de Trump declara ante la Justicia de EEUU por acusaciones de fraude

La Trump Organization, la compañía familiar de Donald Trump, comenzó a ser juzgada hoy por un tribunal del estado de Nueva York por acusaciones de fraude y evasión fiscal, en un proceso penal en el que, sin embargo, el expresidente no está implicado personalmente.

En la red Truth Social, que usa desde que Twitter suspendió su cuenta, Trump criticó a sus adversarios políticos y a los demócratas del presidente Joe Biden por seguir con “la caza de brujas” a dos semanas de las elecciones de mitad de mandato del 8 de noviembre.

El juicio penal a la Trump Organization, que se inició hoy con la selección del jurado y que está previsto dure dos semanas, es el resultado de una investigación de la fiscalía neoyorquina sobre supuestas irregularidades en las cuentas de la empresa desde 2005 y de sus ejecutivos que recibieron compensaciones salariales que ocultaron al fisco.

El exdirector financiero de la Trump Organization y cercano al magnate ultraderechista, Allen Weisselberg, se declaró culpable el pasado 18 de agosto de 15 cargos por defraudar y evadir impuestos por 1,76 millones de dólares en ingresos no declarados entre 2005 y 2021.

El exejecutivo, de 75 años, que trabajó para los Trump desde 1973, será uno de los testigos clave del juicio a la compañía actualmente dirigida por dos de los hijos del exgobernante -Donald Trump Jr y Eric Trump- que tiene negocios inmobiliarios, hoteles y campos de golf en todo el mundo, además de dos filiales Trump Corporation y Trump Payroll.

Weisselberg, que hasta ahora se había negado a testificar en contra de Trump, vinculó directamente a la organización con “una amplia gama de actividades delictivas”, informó la agencia de noticias AFP.

Según la acusación presentada el 1 de julio de 2021, era uno de los ejecutivos que “recibía partes sustanciales de sus ingresos a través de medios indirectos y encubiertos”.

Tras el acuerdo alcanzado con la fiscalía, el exjecutivo, que antes de ser director financiero había sido contador y contralor de la compañía, pagará 2 millones de dólares de resarcimiento y se enfrenta a cinco meses de cárcel.

Bajo su supervisión, la compañía de la familia Trump, que declaró inocente, está acusada de haber mantenido dos contabilidades paralelas para esconder las prebendas que tanto él como otros ejecutivos recibían como complemento salarial.

Si se demuestra su culpabilidad, la compañía podría ser condenada a pagar hasta 1,7 millones de dólares en multas.

Trump no está acusado personalmente en este caso, pero es objeto, junto a tres de sus hijos mayores, de otra investigación civil emprendida por la fiscal de Nueva York, la demócrata Leticia James, que los acusa de mentir al fisco, a prestamistas y aseguradoras en un esquema que alteró el valor de sus propiedades para enriquecerse.

Trump, quien aún no anunció oficialmente su candidatura a las elecciones presidenciales de 2024, no esconde sus ambiciones y considera que las investigaciones de la fiscalía neoyorquina son una “caza de brujas” con motivaciones políticas.

Este juicio es uno más de las muchas demandas penales y civiles que enfrenta Trump, quien ha sido citado a declarar por la comisión del Congreso que investiga el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021 por su rol de instigador.

En otro caso, enfrenta acusaciones del Departamento de Justicia por posible obstrucción a la justicia y ocultación de documentos confidenciales sustraídos de la Casa Blanca.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.