Edenor y Edesur: el ENRE fijó nuevas tarifas para un grupo de grandes usuarios

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) estableció los cargos que deberán implementar, en sus respectivas áreas, las concesionarias del servicio público de distribución de energía eléctrica Edenor S.A. y Edesur S.A. a las personas usuarias residenciales, no residenciales y grandes usuarios.

La actualización refleja la modificación estacional del precio de la energía y es independiente de los ingresos de las empresas de transporte y distribución.

La medida se dispuso a través de las resoluciones 41 y 42/2022 del organismo publicadas este viernes en el Boletín Oficial e implica un aumento de entre el 14 y 16%, en la tarifa de 9.449 grandes usuarios.

La variación del impacto final se debe a la empresa que distribuye la energía y el nivel de tensión solicitado por el usuario.

Asimismo, mediante resolución 41 estableció el nuevo valor de la tarifa media para Edenor de $ 5,452 por kilovatio/hora y en la 42 se fijó para Edesur en $ 5,362 kw/h, lo que representa un incremento del 6,34% y del 6,81% de los niveles vigentes desde el 1º de mayo de 2021, respectivamente.

Esos valores deberán ser tenidos en cuenta para calcular, la sanción que se aplica a la distribuidora por incumplimiento de las obligaciones establecidas en el marco regulatorio y el contrato de concesión.

Asimismo, el Ente destacó que esta acción no implica una modificación en el cuadro tarifario para hogares, comercios y grandes usuarios públicos de salud y educación. Lo cual procederá luego de la realización de la Audiencia Pública convocada para el día 17 de febrero.

Las dos normas del Ente precisaron que las distribuidoras deberán determinar e informar, para estos casos, el subsidio correspondiente por cada factura debiendo ser identificado como ‘Subsidio Estado Nacional’ en las facturas de sus personas usuarias.

Los nuevos montos de las tarifas plenas sin subsidio se dieron a conocer dos semanas antes de la realización de la audiencia pública en la que se analizarán las propuestas de las distribuidoras y transportadoras que serán tenidas en cuenta para decidir un nuevo cuadro tarifario.

Proyecciones económico-financieras

En el marco de las presentaciones de sus proyecciones económico-financieras (PEF), Edenor y Edesur presentaron ayer sendas documentaciones a la interventora del ENRE, Soledad Manín, en la que aseguraron que es “imprescindible” una “adecuación tarifaria”.

De la proyección presentada por la empresa Edesur se observa un requerimiento de aumento de 132% de sus ingresos con respecto al 2021.

Edenor, por su parte, presentó dos escenarios: uno con los supuestos macroeconómicos fijados por el ENRE en base al proyecto de ley de Presupuesto rechazado por la oposición en el Congreso (33% de inflación y dólar a $ 131,10 a fin de año) y otro en base a estimaciones hechas por la propia compañía en octubre del año pasado (46,8% y $ 153,40, respectivamente).

El resultado de la proyección para 2022 con las variables macro remitidas por el ENRE en la presentación de Edenor se observa un requerimiento de aumento del 74% de sus ingresos con respecto al 2021.

En cuanto a la necesidad de fondos para el escenario estimado por la distribuidora, Edenor presento un requerimiento de aumento del 88% de sus ingresos con respecto al 2021.

Las tarifas de electricidad tuvieron un incremento del 9% en mayo del año pasado (con un impacto aproximado del 20,9% en el Valor Agregado de Distribución), en medio de un congelamiento iniciado en marzo de 2019.

Los subsidios en las tarifas de energía eléctrica se asignan a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que en 2021 ascendieron a $ 695.830,9 millones, equivalentes al 66,5% de todos los subsidios destinados al sector energético, según informes de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

Comentarios