Cultivadores y activistas reclamaron la despenalización de la marihuana

El movimiento cannábico argentino se autoconvocó y marchó desde Plaza de Mayo al Congreso para reclamar por la despenalización y cese de persecución a las personas que cultivan y consumen la hoja de cannabis.

Organizaciones de cultivadores y de activismo cannábico de todo el país participaron de la 13° Marcha Nacional de la Marihuana, con una movilización desde Plaza de Mayo al Congreso para reclamar por la despenalización y cese de persecución a las personas que cultivan y consumen la hoja de cannabis.

El movimiento cannábico argentino, una amplia coalición de organizaciones de cultivadores y usuarios de marihuana de todo el país, se autoconvocó y concentró a las 13 en Plaza de Mayo, para marchar hacia el Congreso de la Nación a partir de las 16.

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.

Personas sentadas fumando marihuana, remeras con la imagen del cantante y músico jamaiquino Bob Marley, gorros con su rostro o la hoja de la planta, venta de brownies y productos hechos a base de cannabis, puestos para hacerse trenzas, rastas y pintarse la cara, rodeaban la plaza y ocupaban sus veredas internas.

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.
Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.

Entre los reclamos principales de la jornada se encontraba el pedido por la libertad y asistencia a las personas presas por cultivar marihuana, la modificación de la Ley 23.737 de estupefacientes, la capacitación a jueces y fuerzas de seguridad sobre la Ley de cannabis medicinal n° 27.350 y atención médica especializada en cannabis en los hospitales públicos para acompañar e inscribir pacientes en el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), y cobertura gratuita con cannabis medicinal para personas sin obra social.

“Reclamamos a los tres poderes del Estado el cese inmediato de la persecución a las personas que cultivan y usan marihuana, la amnistía y liberación de todos los presos por cultivar marihuana, y la reparación de los daños causados por la prohibición de la marihuana”, dijeron desde la organización.

Tiano, de la ONG Acción Cannábica, expresó que “el lema de todos los años es sacar a la cannabis de la sustancias prohibidas para que no esté penado su consumo y que no haya más presos y presas por consumir o cultivar”.

Con respecto a ello, hizo hincapié en que “es difícil cambiar la mentalidad de la gente. La familia es la primera que te juzga por eso si hoy fumamos en la plaza no es para provocar, sino para normalizar el consumo, porque seguimos siendo personas criminalizadas”.

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.
Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.

Bajo un paraguas negro con hojas de cannabis se encontraba parada Alejandra Posse, de la Red Feminista Cannabica.

“Nuestro lema año tras año es la modificación de la Ley 23.737, para que no haya más presos ni presas por cultivar, que se legalice el consumo y la tenencia para todos, todas y todes. El uso recreativo de la cannabis no tiene por qué ser ilegal”, indicó a Télam, y mencionó que “hay mucho prejuicio, la gente sigue pensando que la marihuana es una puerta a drogas más duras”.

Bajo esta misma línea, Renzo Ciciliano de la Asociación Cultivar Futuro mencionó que “hay un avance como el uso del cáñamo y el registro del Reprocann, pero hoy reclamamos por los presos, que cumplen condena por tener semillas o cannabis para uso propio previo a estas legislaciones”.

Y agregó: “Hay que despenalizar el uso de consumo personal. No queremos que haya más persecución”.

Con un puesto con productos para fumadores y también jabones y cremas con cannabis, se encontraba Agustina Lucía Olivar (21).

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.
Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.

“Vengo porque soy consumidora recreativa, empecé a vender con el emprendimiento en la marcha porque hay un ambiente y energía muy lindo. Los demás días estás con el miedo a ver si te ven fumar o si me cuestionan lo que vendo”, contó.

Hay muchos prejuicios, no hay tantos médicos que se animan a firmar recetas para que una persona pueda acceder al Reprocann, por eso estamos acá para visibilizar que hay gente que lo necesita y consumo. Además hemos tenido compañeros que han sido demorados pece a estar en el registro porque no hay un sistema de control “, expresó a esta agencia Rodrigo Freire, de la Asociación Cannabicultores del Sur (ACS).

Exigimos una respuesta política clara frente a una movimiento que ha venido creciendo y expandiéndose, no de la mano de la especulación empresaria que ahora quiere copar “la industria”, sino de una parte cada vez mayor de la sociedad que acude a les cultivadores con una demanda de salud, para obtener aceites o flores y romper con un sistema que les empastilla la vida. Nos reivindicamos como usuaries de marihuana, que no es más que el nombre despectivo que se le dió a la planta de cannabis, un mote cargado de racismo y xenofobia”, indicó el documento en sus primeros párrafos.

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.
Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.

Así, se mencionó que en el 2021 se abrieron más de 13 mil causas bajo la Ley 23.737, la mitad bajo la figura de tenencia simple para consumo personal.

Asimismo, más del 90% de la población travesti trans en contexto de encierro se encuentra en esa situación producto de la misma ley.

“Es imposible crear una industria con equidad de género, solidaria y socialmente justa cuando les cultivadores siguen siendo encarcelades. Ante esta situación, nos unimos en un amplio arco de organizaciones cannábicas para visibilizar e instalar nuestra agenda, para que no hablen otros sectores por nuestra lucha, y hacemos un llamamiento a los movimientos populares y feminismos a conquistar más derechos, por eso la comunidad cannábica en su conjunto dice: ‘basta de preses por marihuana'”, concluyeron.

Foto Alfredo Luna

Foto: Alfredo Luna.
Foto Alfredo Luna

Comentarios