Cristiano Ronaldo aceptó su condena.

El Portugués fue condenado a 23 meses de prisión y a una multa de 18.8 millones de Euros pero no tendrá que pasar ese tiempo en la cárcel ya que no posee antecedentes y las penas menores a los 2 años son excarcelables.

El fisco español demandaba a Cristiano por evadir impuestos por el total de 5.7 millones de Euros por situaciones ocurridas en su paso por el Real Madrid. La investigación no fue favorable y ahora deberá abonar 3 veces más de lo que evadió en su momento según los españoles.

El delantero había pedido ingresar con su vehículo hasta el estacionamiento para evitar cruzarse con la prensa pero esto no fue aceptado por lo que fue esperado por varios medios aunque solo se limitó a decir que estaba todo bien ante las preguntas y frenó para firmar un par de autógrafos en el poco tiempo que paso ahí.

Comentarios