Cristina Fernández de Kirchner afirmó que la Patria no es una cuestión de ideología

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que en “la defensa de los intereses de la patria no hay una cuestión de ideología” y llamó a diferenciar “las disputas políticas de lo que es irrenunciable” para el país como el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas, al encabezar en el Congreso un homenaje a los trabajadores legislativos que hace 40 años combatieron en la Guerra con Gran Bretaña.

“En la defensa de los intereses de la Patria no hay izquierda ni derecha. A la Patria se la defiende por todos lados, por izquierda, por derecha y por el centro. Tenemos que diferenciar las disputas políticas de aquello que es irrenunciable”, señaló Cristina Fernández al hablar en este homenaje que encabezó junto al presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa.

La vicepresidenta afirmó además que en cuestiones de geopolítica “no hay ni buenos ni malos”, y que todo se reduce a una cuestión de intereses.

“Antes de la Guerra, los militares pensaban que los ingleses no iban a venir a Malvinas porque algunos en Estados Unidos habían dicho que (el general Leopoldo Fortunato) Galtieri era un general majestuoso. Creían que se habían puesto del lado de los buenos y no les iba a pasar nada. No hay buenos ni malos. El mundo es una cuestión de intereses”, remarcó la exmandataria.
La presidenta del Senado ponderó las acciones políticas para el inicio los trabajados de identificación de los soldados caídos en Malvinas que comenzaron durante su segunda gestión como presidenta, y destacó el hecho de que el Museo Malvinas esté emplazado hoy en el predio de la ExEsma, donde funcionó durante la última dictadura cívico militar el centro de detención clandestino más grande de la Ciudad de Buenos Aires.

Cristina Fernández afirmó además que la Guerra de Malvinas “puso fin al Partido Militar que había actuado en Argentina desde 1930”, y aclaró que “como peronista, no puede tener un sentimiento contra” la actividad castrense.

“Ustedes (les dijo a los exsoldados presentes en el homenaje) fueron junto a las Madres de Plaza de Mayo los que parieron la democracia. Y fue Malvinas la que terminó siendo el punto final a la historia del partido militar en Argentina”, sostuvo.

A lo largo de su alocución, la expresidenta recordó cómo era la vida en Río Gallegos durante la guerra y los simulacros de bombardeos que realizaba la población civil para prevenirse ante un posible ataque británico.
También contó que el 14 de junio de 1982, cuando la guarnición argentina se rindió en las islas, ella se encontraba en Buenos Aires y fue testigo de la represión que se desató contra las personas que se habían congregado en la Plaza de Mayo durante esa tarde noche.

“Quienes hicieron la Guerra de Malvinas fueron los mismos que secuestraron e hicieron desaparecer a miles de argentinos porque tenían ideas marxistas. Y cuando Estados Unidos les dio la espalda terminaron en una conferencia de Países no Alineados en La Habana y con Fidel Castro. Qué manera de correr para llegar a ningún lado”, subrayó.
Fernández de Kirchner reafirmó además la necesidad de “revisar y repensar” el sistema de defensa argentino pero no en lo “militar ofensivo” sino en lo que se refiere a sus riquezas como la primera reserva de gas en Vaca Muerta y la cuarta de petróleo no convencional.

La funcionaria puso como ejemplo a Estados Unidos en la defensa de sus intereses y consideró que “ojalá” Argentina tuviera “esa misma actitud” cuando se trata de defender intereses nacionales.
“El problema no es de EEUU, el problema es de nosotros los argentinos, a ver si nos notificamos de una vez por todas. EEUU lo que hace es defender sus intereses. Ojalá todos tuviéramos esa misma actitud”, expresó tras relatar una anécdota en la que el Banco Mundial le rechazó un préstamo a nuestro país para una privatización durante la década del ’80.

Cristina Fernández advirtió además que en el mundo el derecho internacional “se aplica de manera selectiva” por las grandes potencias y consideró que los argentinos y “quienes aspiran a representarlos deben actuar y trabajar sobre eso”.

Para la ex jefa de Estado, el aniversario por Malvinas “puede ser no solo una evocación espasmódica cada 2 de abril sino algo que nos obliga a seguir luchando por ellas pero además de luchar hacerlo con inteligencia y con aliados”.

La Vicepresidenta encabezó esta tarde un acto en el Senado de la Nación junto al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en el que entregaron diplomas a 17 trabajadores parlamentarios que combatieron en Malvinas en 1982 al cumplirse el 40 aniversario del conflicto.

Durante la ceremonia, Massa declaró que se debe pedir “perdón” por “no haber recibido como héroes en su momento a aquellos que aún perdiendo la batalla militar habían dejado todo en esas islas” y agradeció a los exsoldados empleados parlamentarios por su desempeño durante la guerra.

También dijo que si el reclamo por la soberanía de las islas se transmite “de generación en generación algún día va a volver a flamear la bandera argentina” sobre el archipiélago.
Antes de que se expresaran Fernández y Massa y se entregaran las distinciones a los trabajadores legislativos combatieron en Malvinas, el diputado del Frente de Todos por Chaco, Aldo Leiva, pidió que el reclamo por la soberanía por las islas del Atlántico del Sur sea “una política de Estado” de todos los gobiernos.

En un emotivo discurso, Leiva cuestionó además a las administraciones que no sostuvieron acciones para la recuperación esos territorios usurpados por Gran Bretaña desde 1833.

“No todos los gobiernos han sido capaces de reivindicar la gesta permanente y la lucha por la soberanía”, advirtió y destacó el esfuerzo de la administración de Alberto Fernández para reafirmar la necesidad de un llamado al diálogo con el Reino Unido, que ocupa las islas.

Leiva sostuvo que tiene un doble sentimiento al recordar la guerra, ya que “por un lado se siente el orgullo de decir fuimos a defender a la patria e hicimos lo que pudimos y, por el otro lado, sabernos utilizados por una dictadura genocida que se estaba yendo y que pretendía perpetuarse en el poder con un tema muy caro a los argentinos”, puntualizó el legislador.

 

 

 

Fuente: Télam

Comentarios