Cositorto declara en Corrientes en una causa por estafas y asociación ilícita

El líder de Generación Zoe acumula en la ciudad de Goya 100 denuncias en su contra. “Hay personas que les entregaron los ahorros de toda su vida o sus indemnizaciones”, afirman desde la querella.

 

 

El detenido CEO de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, imputado por estafas reiteradas y asociación ilícita, será indagado este jueves por la Justicia en la ciudad correntina de Goya, donde se registraron 100 denuncias en su contra.

El abogado querellante Pablo Fleitas, que representa a la totalidad de los damnificados, dijo a Télam que el monto de la estafa que se investiga en Goya -ciudad distante 230 kilómetros al sur de la capital provincial- supera los US$ 190.000 y que “se siguen sumando denuncias”.

Fleitas precisó que Cositorto, acusado de defraudar a ahorristas mediante el sistema conocido como Ponzi o piramidal, tendrá dos audiencias en el Tribunal Oral Penal de Goya.

“En la primera audiencia de imputación, Cositorto podrá elegir declarar o no y en la segunda audiencia de medidas de coerción, ante el juez de Garantías, se confirmará o no la prisión preventiva”, detalló el letrado.

En Goya permanecen detenidos los responsables regionales de Generación Zoe: Lucas Nicolás Camelino y los hermanos Nicolás y Javier Medina.

Fleitas explicó que sobre el CEO de Generación Zoe pesan 100 denuncias, 75 querellas “y en la semana se sumarán 40 denuncias más”.

 

“La causa en Corrientes es muchísimo más grande que la de Córdoba”, aseguró el representante de la querella en declaraciones a Télam.

Sobre sus representados, explicó que el perjuicio se hizo “a través de la entrega de dinero en efectivo (pesos o dólares), transferencias a cuentas o entrega de bienes muebles, como automóviles o motos”.

“Hay personas que les entregaron los ahorros de toda su vida o sus indemnizaciones”, mencionó e hizo especial referencia a los trabajadores de la empresa tabacalera Massalin Particulares, que cerró sus puertas en Goya en el 2019.

En este sentido, señaló que “tal vez uno de los casos más impactantes es el de un trabajador de más de 50 años que perdió el brazo operando una máquina en una empresa y fue indemnizado con US$ 40.000, que entregó en su totalidad a la firma de Cositorto”.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam

Comentarios