Con sabor agridulce, la COP26 aprobó el Pacto de Glasgow

Un día después de lo previsto, y tras duras negociaciones, los casi 200 países adoptaron la resolución para acelerar la lucha contra el calentamiento global, pero sin acuerdo para garantizar el límite en 1,5°C. Duras críticas de la ONU y los ambientalistas.

Los casi 200 países reunidos en la conferencia climática COP26 adoptaron este sábado el denominado Pacto de Glasgow para acelerar la lucha contra el cambio climático y perfilar las bases de su futura financiación, aunque sin garantizar el objetivo de limitar el calentamiento global a +1,5 ºC, por lo que grupos ecologistas y la ONU calificaron al texto de insuficiente y contradictorio.

Comentarios