¿Cómo quedan las naftas tras el nuevo aumento?

Tras la autorización del gobierno los combustibles sufrieron un incremento del 5% , mientras que los biocombustibles tendrán otra suba de entre 6% y 8%.

 

La medida fue tomada debido a que según los cálculos del gobierno, el precio de los combustibles estaban atrasados un 20% y para evitar posibles problemas de desabastecimiento.

A partir del próximo jueves 14 de noviembre, el mercado de combustibles volverá a ser libre y no se necesitará de la autorización del Gobierno para aplicar los incrementos. Un día antes finalizará el congelamiento por 90 días, que, a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), el Poder Ejecutivo estableció tras la brusca devaluación que tuvo la moneda luego de las PASO.

Tras la medida, el precio de los combustibles en Capital Federal se reflejaron de la siguiente manera en los surtidores: YPF vende el litro de nafta súper a $47,79; el de premium, a $55,14; el de diésel a $44,74 y el de Infinia diésel a $52,34. Mientras que Raízen (Shell) vende el litro de su nafta V-Power a $55,61; el de súper a $47,96; el diésel V-Power a $53,38 y el de fórmula diésel a $46,92.

Por otra parte en las estaciones de servicio Axion,  el litro de súper se vende a $47,92 y la Quantium, $55,56. A su vez, el diesel común sale $45,98 y el Quantium, $53,19.

Comentarios