Cómo funcionará el aforo especial para vacunados en la provincia de Buenos Aires

Según precisaron el jefe de Gabinete, Carlos Bianco y el ministro de Salud, Daniel Gollan, la nueva norma que regirá desde la semana que viene permitirá ampliar la concurrencia a bares, gimnasios, shoppings y otros comercios para quienes ya hayan recibido una dosis de cualquier vacuna contra el coronavirus.

Desde el lunes o martes los locales comerciales podrán recibir más gente, siempre que esté vacunada.

Desde el lunes o martes los locales comerciales podrán recibir más gente, siempre que esté vacunada.

El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, explicaron este martes la manera en que funcionará la ampliación del aforo para vacunados con primeras dosis contra el coronavirus en establecimientos gastronómicos, gimnasios, clubes, centros comerciales o shoppings del territorio.

En declaraciones formuladas a AM750, Bianco aclaró que no se trata de una “vacunación obligatoria” o de un “pasaporte sanitario”, sino que la medida -que se oficializará entre lunes y martes próximos- apunta a “ampliar” la cantidad de gente permitida en esos espacios cerrados.

“Dado que hay mucha gente vacunada y que la cantidad de casos viene cayendo hace ocho semanas, estamos ampliando los aforos, pero solo con gente vacunada, en los espacios cerrados, donde uno puede contagiarse más fácilmente”, explicó.

En la provincia hay 13 municipios en fase 2, 68 en fase 3 y 54 en fase 4.

Así, el jefe de Gabinete especificó que, hasta el momento, en fase 2 no estaban permitidas actividades en espacios cerrados “como restaurantes, bares, shoppings o gimnasios”.

“Ahora sí lo estarán, con aforo máximo del 30% siempre que las personas estén vacunadas”, dijo y apuntó que “en fase 3, hasta ahora las actividades en esos lugares estaban permitidas con un aforo de hasta el 30% y pusimos un adicional del 50% en tanto y en cuanto afluencia de personas esa diferencia de personas estén vacunadas”.

En tanto, manifestó que “en fase 4, que hasta ahora tenía un aforo de hasta el 50%, permitimos un 20% más de vacunados”.

Bianco detalló que quienes concurran a estos establecimiento deberán probar que recibieron hace 21 días la primera dosis exhibiendo el certificado de vacunación en papel que brindan en los vacunatorios; o la constancia en las aplicaciones Vacunate y Mi Argentina.

Al respecto, fuentes de la provincia explicaron a Télam que “cada dueño o encargado de los bares o restaurantes deberán pedirle al consumidor que le muestre la app o el papel” que acredite que está inmunizado.

En ese sentido, Gollan expuso en declaraciones a radio El Destape que la ampliación de los aforos para inoculados en locales gastronómicos y de compras que comenzará a regir la semana que viene no tiene que ver con un “pase sanitario”, sino que se trata de “una especie de bonus track”.

“Sobre la cantidad de gente que cada fase permite en cuanto a aforo, nosotros agregamos 20% más a condición de que estén vacunados. Es un estímulo para que la gente se siga vacunando”, remarcó.

El aforo en espacios cerrados en municipios que estén en la Fase 4

El jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Salvador Giorgi, remarcó que “aquellos municipios” de la Provincia de Buenos Aires que se encuentren en la fase 4 del aislamiento social podrán aumentar el aforo en espacios cerrados hasta en un 20% para personas que se encuentren vacunadas contra el coronavirus.

“En aquellos municipios que estén en fase 4, se va a aumentar el aforo en un 20% para aquellas personas que estén vacunadas. Para eso hay que presentar el carnet de vacunación, la tarjeta de código QR o la aplicación Cuidar, donde figura que estas vacunado”, aseguró el jefe de gabinete del área de salud bonaerense en diálogo con Radio Provincia AM 1270.

Y en ese sentido, el funcionario agregó: “Con una dosis es suficiente para poder cumplir con este requisito incluso 21 días de haber recibido la inoculación”

Actualmente, la provincia de Buenos Aires cuenta con “más de ocho millones” de habitantes vacunados, sobre un total de “10 millones de inscriptos”, detalló Giorgi.

“Los fines de semana, estamos yendo a los barrios populares para llegar a las personas que no pueden asistir por horarios o movilidad. Vacunamos puerta a puerta, trabajando con organizaciones sociales, para llegar a personas que no pudieron inscribirse porque no tienen acceso a las plataformas virtuales, no pueden trasladarse o trabajan todo el día y no pueden ir en horario laboral. Es algo que está dando muy buenos resultados”, afirmó.

Además, aseguró que “cuanto más adelante ingrese la variante Delta al país, mayores serán las posibilidades de avanzar en el plan de vacunación“, y que por eso el gobierno de Axel Kicillof “es tan estricto en los controles”.

En cuanto a la disponibilidad de vacunas, Giorgi precisó que “con AstraZeneca y Sinopharm estamos cumpliendo. Con Sputnik hay un retraso, pero se está produciendo en la Argentina en el Laboratorio Richmond y se está estudiando la combinación con otras vacunas”.

Giorgi pidió “seguir con las medidas de cuidado para retrasar el ingreso de la variante Delta. Por eso estamos disponiendo que quienes regresen al país hagan una estadía en un hotel por cuatro días y luego en sus hogares para evitar la propagación”.

En otro orden, Giorgi comentó que “no son tan preocupantes” los índices de contagios que se registraron tras los festejos por la obtención de la Copa América por parte de la Selección argentina, al considerar que se produjeron “al aire libre”.

En cambio, afirmó que “más preocupantes son las juntadas en las casas, porque son más difíciles de poder controlar”.

 

 

Comentarios