CBSé, un sabor que crece y muda logística a Plaza Industrial

Sol Orquera, a los 38 años, dirige la empresa que creó la yerba mate criolla con toque cordobés que gana mercados del país y del exterior. Contó la experiencia en Conexión Parques Radio.

 

CBSé aportó un sabor innovador a la yerba mate, comercializa de la mano del cliente y se llevará la planificación logística a Plaza Industrial.

 

La hija del fundador, Sol, repensó la empresa familiar, tocaron timbres a la innovación del sector y así crecieron.

Se debió, en parte, por “los aportes que debe tener la empresa, seguir desafiándonos, creando nuevos productos y seguir escuchando a la gente, que son los principales innovadores“, le cuenta a Lía Ghelfi y Alejandro Winokur.

Fue durante la entrevista central del programa del jueves 30 de junio por AM1220.

 

El diálogo completo que Sol Orquera, CEO de CBSé, mantuvo con Conexión Parques fue el siguiente:

CP: -¿Cómo son los indicadores hoy respecto del consumo de la yerba mate en Argentina?

SO: -La yerba, si bien está bastante estabilizada en Argentina, ha crecido bastante en los últimos años. Se consumen aproximadamente 270 millones de kilos al año. Es enorme el mercado realmente. Y lo lindo que tiene la yerba es que representa más que un producto, está presente en todas las conversaciones. Está muy presente también en los chicos jóvenes en los últimos años. En las oficinas, universidades, Parques, etc.

CP: -¿Cómo llegaron hoy a exportar a 6 países?

SO: -Y más también. La verdad que es una hermosa historia. Papá y mamá, en una época donde no tenían muchos ingresos, observaron la costumbre de Córdoba de mezclar la yerba con yuyos, con menta, etc., y ahí decidieron comercializarla. Comenzaron desde su casa al principio. Vendió siempre, desde el primer momento, con el nombre de la marca, sin importar si era sólo un paquete. Las primeras ventas fueron en lugares regionales, locales, dietéticas, algunos almacenes más pequeños, y después se llevó a Córdoba Capital, donde mi papá tuvo la oportunidad de venderlo a un cliente más grande.

CP: -¿Cuál fue el momento en el que tu padre tuvo la visión, se inspiró en las grandes, y ahí se produjo un quiebre para lo que es hoy CBSé?

SO: -Creo que, a veces, son los desafíos los que te llevan a pensar de esa manera. Cuando él empezó a vender así, con pedidos más grandes, se encontró con el impedimento de que su producto, en realidad, no podía ser vendido en los supermercados porque no estaba dentro del código alimentario argentino la yerba mate con hierbas. Estaba sólo la yerba mate, porque hace 90 años que se comercializaba de una única manera. En ese desafío se dio cuenta de que la oportunidad estaba, justamente, en el mercado de consumo masivo. Con los recursos que tenía, y como podía, empezó a trabajar para agregarlo al código alimentario argentino, y ahí hubo un despegue impresionante porque pudo empezar a las cadenas. Creo que la clave también estaba siempre en la comercialización, en trabajar con el cliente. Ahí le fue encontrando la vuelta, en otras marcas grandes, que es lo que él observó, y, principalmente, se dio cuenta que necesitaba de un equipo comercial para poder tener crecimiento.

CP: -¿Hoy cuántos productos tienen en la compañía y cuánto venden al año?

SO: -Como te comentaba, el mercado son, más o menos, 270 millones de kilos al año, lo cual está bastante estabilizado. Hubo algunos picos de venta en pandemia, pero hace como cinco años que oscila entre 260-270 millones al año. Y de eso nosotros comercializamos unos 24 millones al año. Productos, hoy en día, tenemos 18, y próximamente tendremos algunos más porque la innovación está presente permanentemente en la empresa. Siempre nos parece que, parte del crecimiento, se debe a los aportes que debe tener la empresa, seguir desafiándonos, creando nuevos productos y seguir escuchando a la gente, que son los principales innovadores.

CP: -Escuchando que están a muy poco de tener el 10% del marketshare de la yerba mate, ¿dónde tienen operaciones, plantas? Si es que tienen más de una, ¿qué se hace en cada una de ellas?

SO: -Haber afianzado el crecimiento los últimos años siempre tuvo que ver con la calidad, no sólo poder certificar internacionalmente, sino también integrarnos verticalmente, y, de esa manera, comenzamos nuestra actividad en San Francisco. Después nos mudamos a la ciudad de Frontera, que está en Santa Fe. Ahí tenemos la planta donde se envasa y se mezclan las hierbas, y ahí se comienza el primer proceso de distribución. Después, tenemos otra planta en San Juan, donde también tenemos hierba. Desde el 98, que empezamos también un camino de integración en Misiones, que es el principal productor de yerba mate de la Argentina. Allí tenemos un establecimiento en Santa Ana, una localidad muy linda de la provincia, y 4 secadores, que es donde comienza la primera etapa de la yerba, que es cuando se recibe la hoja verde. Tenemos 8 establecimientos y un centro de distribución en la provincia de Buenos Aires. Recientemente, en unos meses, podremos inaugurar nuestro nuevo centro en la localidad de Escobar.

CP: -¿Están en algún Parque Industrial? ¿dónde se van a radicar en Escobar?

SO: -Sí. Estamos en Plaza Industrial, Escobar. Estamos muy contentos, próximos a hacer la apertura.

CP: De todo ese despliegue de hectáreas y metros cuadrados que tienen en todo el país, ¿cómo decidieron dónde realizar la nueva inversión? ¿Y por qué eligieron el Parque Industrial? ¿Cómo fue el proceso de selección para que realmente decidan instalarse en Plaza Industrial?

SO: -Nuestro primer centro de distribución está en Santa Fe, y lo que hacemos es trasladarlo a un lugar logístico que tenemos, de los cuales, mayoritariamente, el 60% de la operación viene a la provincia de Buenos Aires. En esa decisión que teníamos menos metros cuadrados, fue donde decidimos en empezar a pensar en un lugar donde expandirnos, y siempre pensamos en estar estratégicamente ubicados en un lugar que podamos tener acceso a otras rutas, dentro de lo que es la provincia de Buenos Aires, la cercanía con CABA y GBA. Como nuestras fábricas están emplazadas en la que sería la ruta 9, la verdad que Plaza Industrial fue la propuesta que más se acercaba a nuestras necesidades. La verdad que estamos muy contentos. Entendemos que el hecho de estar en un Parque Industrial permite tener una operación mucho más ordenada, en lugares que son especializados para poder recepcionar permanentemente transporte, cosas que, muchas veces, no son tan necesarias, pero, cuando hacemos mucho movimiento, estar ordenados y tener flexibilidad es fundamental.

CP: -¿Qué es lo que va a suceder en la escala de la planta?

SO: -En definitiva, para poder tener una operación ordenada, hay que trabajar con buenos indiciadores de distribución en tiempo, también tarifas. Para nosotros Plaza Industrial representa la oportunidad de mejorar los espacios internos, así también como todo lo que tiene que ver con la planificación de ingreso y salida.

CP: -¿A qué edad empezaste a trabajar en la empresa y cómo fue ese crecimiento hasta llegar a ser Ceo? ¿Cómo creés que fue tu aporte en un directorio en el que hoy son en mayoría mujeres? ¿Qué diferencia ves con respecto a otras empresas donde no hay tantas mujeres en los lugares de tomas de decisión?

SO: -Hace ya 20 años que trabajo en la compañía. A los 18 ya empecé a trabajar en la empresa. Tenía mucha curiosidad por el negocio y también por compartir tiempo con la familia. Mis padres siempre me dieron la oportunidad de formar parte, tomar decisiones y no tener miedo a los desafíos. Creé la primera página de web, que es lo que más me acuerdo de esa época, porque era algo tan nuevo. También hacíamos todo lo que era el packaging y el desarrollo de los productos, los materiales promocionables. Al principio, fue un poco así mi participación. Al tiempo, empezó una crisis muy importante en el país que fue muy fuerte para la empresa. Nos trajo problemas financieros y algunas cuestiones de decisiones con respecto a los ingresos, insumos. En ese momento, estábamos hacia poco tiempo en Misiones y teníamos muchas cosas para hacer por allá, pero, tras la crisis, mi papá me dijo que tenía que volver a la fábrica. Fui para allá, y la verdad que fueron años muy desafiantes, pero también muy gratificantes.

CP: -¿Cuál era tu mirada respecto de los Recursos Humanos en ese momento cuando creaste el área?

SO: -Quería que deje de ser el del sector famoso de liquidación de sueldo y esto que tenía siempre más complicada de la contabilidad, donde había un mundo entero de interpretaciones que eran posibles. Obviamente con la cercanía que uno tiene en una empresa familiar con su gente, teníamos muchísimo terreno para formar, y así fue. Mucho de trabajar en equipo, generar mesas de trabajo y desarrollo, a veces implementar prácticas internacionales, lo cual nos sirvió mucho de guía en los primeros años de implementación para tomar estas posibilidades de mejora y trabajarlas con todos los equipos. Creo que nos permitió crecer mucho. Básicamente, mi papel tuvo que ver con el desarrollo de los productos y de las áreas blandas, como calidad, marketing, recursos humanos. Con respecto al aporte que las mujeres pueden hacer en las organizaciones, yo creo que, sobre todo, muchas veces tiene que ver con esta mirada más inclusiva, donde realmente podemos hacer mesas de trabajo donde haya mucho diálogo y que permitamos tener otras miradas, lo cual para mi fue clave del crecimiento de los últimos años.

CP: Además tiene más de 230 empleados, pero, indirectamente, toda la cadena de valor es una comunidad muy grande la que se genera a partir de la empresa, ¿verdad?

SO: -Sí, la verdad que es así y estamos muy contentos de seguir apostando siempre a eso. Yo creo que, para seguir creciendo, uno tiene que apostar, creer, y tener convicción de lo que tenemos para ofrecer.

 

 

Comentarios