Bolsonaro votó en Río de Janeiro y encuestas le auguran derrotas políticas en Río y San Pablo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, votó hoy en una escuela de la zona oeste de Río de Janeiro en las elecciones municipales brasileñas, en las cuales en la ciudad maravillosa defiende la reelección del actual intendente, Marcelo Crivella, pastor evangélico de la Iglesia Universal, del partido Republicanos.

Bolsonaro no quiso hablar con la prensa luego de emitir su voto en la escuela Rosa da Fonseca, en el barrio Vila Militar, zona oeste de Río de Janeiro.

El excapitán ultraderechista usó barbijo, obligatorio, algo que se niega a utilizar en su vida cotidiana.

El mandatario, según las encuestas, corre el riesgo de sufrir una derrota política a raíz de sus apuestas a candidatos que han perdido impacto en las encuestas desde que ese apoyo se hizo explícito en las últimas dos semanas, sobre todo en Río y San Pablo.

Crivella marcha segundo en las encuestas -detrás de Eduardo Paes, exintendente que tiene más del 34% de intención de voto- y puede disputar su ingreso en el balotaje con Bendita da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT) y la excomisaria Martha Rocha, del laborismo del dirigente presidenciable en 2022 Ciro Gomes.

Bolsonaro también votó por su segundo hijo, Carlos Bolsonaro, quien busca la reelección en su banca de concejal por Río de Janeiro.

El otro candidato que Bolsonaro apoyó fuertemente es el candidato a intendente de San Pablo, Celso Russomano, de Republicanos, quien comenzó liderando las encuestas y ahora cayó al cuarto lugar.

Bolsonaro usó para votar máscara, una obligación determinada por el Tribunal Superior Electoral.

Comentarios