Biden no se declaró ganador, pero sí adelantó: “Cuando se cuenten todos los votos, ganaremos”

El candidato presidencial de la oposición en Estados Unidos, el exvicepresidente Joe Biden, volvió a dirigirse a la nación, en medio de la tensión poselectoral, y aseguró que, aunque no se declara ganador de la elección, se mostró confiado que cuando termine el escrutinio tendrá los votos para llegar a la Casa Blanca.

“No estoy declarando la victoria, pero creo que cuando se cuenten todos los votos vamos a ganar”, aseguró el candidato desde su bunker electoral en el estado de Delaware y agregó: “Estoy confiado en que saldremos victoriosos”.

Tras una jornada cargada de tensión e incertidumbre, alimentada no solo por la falta de resultados finales, sino por las constantes denuncias e intentos legales de la campaña oficialista de obstaculizar el escrutinio, Biden volvió a pedir que “se cuente cada uno de los votos”.

“Nadie nos va a quitar nuestra democracia, ni ahora ni nunca…Nosotros, el pueblo, nunca seremos silenciados, nunca seremos amedrentados. Nosotros, el pueblo, nunca nos rendiremos”, prometió el líder demócrata.

Horas antes, su campaña ya había considerado “indignantes” y “sin precedentes” las declaraciones de Donald Trump sobre frenar el recuento de votos y había adelantado que el equipo legal demócrata “está listo para actuar” ante cualquier intento de resolver los comicios por la vía judicial, que comenzaron a ser presentados hoy en los estados clave de Michigan y Pensilvania.

“Fueron indignantes porque es un esfuerzo de quitarles los derechos democráticos a los ciudadanos estadounidenses”, aseguró la directora de campaña del postulante demócrata, Jen O’Malley Dillon, al calificar las palabras del republicano que se declaró ganador, denunció fraude y anunció que irá a la Corte Suprema.

“Fue algo sin precedentes porque nunca antes en nuestra historia un presidente de los Estados Unidos había tratado de despojar a los estadounidenses de su voz en una elección nacional”, indicó en un comunicado difundido en un momento en que el escrutinio continúa en la mayoría de los estados clave del país y es imposible pronosticar un resultado final de las presidenciales.

Más temprano, Biden había llamado a sus simpatizantes a “tener paciencia” y se había mostrado confiado de que su campaña está “en camino de ganar las elecciones”.

Con el pasar de las horas, el mapa electoral cada vez se ponía más favorable para el candidato opositor que, según las proyecciones de la prensa, se encontraba muy cerca de ganar Michigan, lo que lo dejaría a solo un estado, posiblemente Nevada, de conseguir los 270 electores del Colegio Electoral que necesita para convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos.

Las autoridades electorales de Nevada anunciaron esta madrugada que el recuento en ese estado continuará mañana jueves.

Comentarios