Allanan y clausuran parte técnica de la Bombonera para investigar si se superó el aforo ante Lanús

El cuerpo de investigaciones judiciales del Ministerio Público Fiscal allanó y posteriormente clausuró esta tarde y por cinco días las áreas donde se ubican las cámaras de seguridad y los servidores del estadio de Boca Juniors, la Bombonera, ante las sospechas de que se superó el aforo del 50% permitido por protocolo sanitario en el partido del sábado pasado ante Lanús, por la 15ta. fecha del campeonato de la LPF.

El allanamiento ordenado por el juez Javier Buján se realizó a pedido de la fiscal Celsa Ramírez, tras la investigación iniciada ayer, no solo por la eventual violación del protocolo sanitario sino también por la venta de entradas apócrifas, y acto seguido se decidió colocar las fajas de clausura solamente en las áreas mencionadas hasta el próximo sábado inclusive, con el objetivo de seguir realizando las actuaciones pertinentes.

La investigación alcanza también al partido del domingo pasado entre las selecciones de Argentina y Uruguay (3-0), en el estadio Monumental de River Plate, por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.

El cuerpo de investigadores a cargo de Ramírez detectó al menos 500 tickets irregulares en el juego del seleccionado en el Monumental y contabilizó más de 200 en La Bombonera.

“La idea del allanamiento es la de secuestrar las imágenes de las cámaras de seguridad y todos los elementos que permitan determinar la cantidad de gente que entró a la Bombonera para el partido con Lanús”, informaron fuentes judiciales a Télam.

Por su parte, el presidente del Departamento de Socios de Boca Juniors, Alejandro Cosentino, sostuvo que el club “no superó el 46 por ciento del aforo. Nosotros siempre defendimos y defenderemos la Bombonera. Hay otros que no pueden decir lo mismo”.

Estas investigaciones se suman a las iniciadas en River Plate y Vélez Sarsfield el fin de semana pasado por haber superado la capacidad del 50% permitida en sus estadios, en el superclásico con Boca y ante Independiente respectivamente, con motivo de la vuelta de los hinchas desde el 1 de octubre y tras la restricción impuesta en marzo de 2020 por la pandemia de coronavirus.

La Justicia porteña allanó ambos clubes para determinar en qué grado incumplieron con la limitación impuesta por decreto presidencial, a la vez que imputó a sus presidentes, Rodolfo D’Onofrio y Sergio Rapisarda, y a todas sus comisiones directivas.

Comentarios