Viajaron a China y volvieron a la Argentina: “Entramos como si nada”

Iñaki Reche y su padre fueron a visitar a un familiar en Beijing cuando explotó la epidemia. Al regresar se sorprendieron por la ausencia de controles sanitarios en el país.

Iñaki Reche viajó a China el 18 de enero con su padre para visitar a su hermana, que vive en Beijing. En medio de su estadía se desató la epidemia de coronavirus. Cuando volvió al país hace dos semanas, nadie los controló.

“El día que llegamos a Beijing, el 23 de enero, el tema explotó en todos lados. Los casos habían aumentado a miles. Fue catastrófico”, recordó el joven neuquino. Las calles de Beijing se vaciaron de una día para el otro. “Notamos un cambio tremendo, la gente empezó a taparse la cara, en la calle no se veía a nadie”, contó. Pronto las autoridades chinas empezaron a hacer controles de temperatura en lugares públicos. “No veías a nadie sin barbijo. Fue una locura el cambio”, afirmó.

Al volver al país, Iñaki y su padre se sorprendieron: no les tomaron ni siquiera la temperatura. “En la Argentina no nos hicieron ningún tipo de control. Nos habían dicho que nos iban a tomar la temperatura, que nos iban a separar y un montón de cosas, pero cuando llegamos pasó totalmente lo contrario. Agarramos las valijas y nos fuimos”, confirmó. Y agregó: “Para salir de China nos hicieron todos los controles correspondientes y acá entramos al país como si nada”, insistió.

“No sentimos ninguno de los síntomas del coronavirus. Ya pasaron las dos semanas así que estamos tranquilos”, concluyó Reche.

Comentarios