Uruguay, en soledad, habla de un Mercosur “imperfecto” y que “languidece”

Así lo definió el canciller Francisco Bustillo en su discurso de inicio a la cumbre que el bloque regional celebra en Montevideo, pocos días después de que  la administración de Luis Lacalle Pou anunciara su intención de integrarse al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico.

 

 

El canciller uruguayo, Francisco Bustillo, insistió con las críticas que su Gobierno viene realizando contra el Mercosur, bloque regional al que calificó de “imperfecto” y “languideciente” que se ha detenido en discusiones “bizantinas”.

A poco más de una semana de que la administración de Luis Lacalle Pou anunciara el primer paso formal para integrarse al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico, integrado por once países de Asia y América, sin nombrar explícitamente ese hecho, Bustillo defendió esa decisión, y criticó al bloque que integra junto a Brasil, Argentina y Paraguay.

Al dar su discurso de inicio a la reunión ministerial previa a la cumbre que el bloque regional celebra en Montevideo, el diplomático uruguayo puso en duda “la voluntad” de los países integrantes de “aggiornar” y “modernizar” la entente que se puso en marcha hace 31 años.

 

 

 

“No tenemos acuerdos con los principales potencias del mundo”, dijo Bustillo y señaló que el Mercosur, desde su formación, solo a conseguido y mantiene 11 acuerdos vigentes y que solo 4 de ellos son de comercio con actores “extrarregionales”

Tanto el canciller argentino, Santiago Cafiero, como sus pares de Paraguay y Brasil, Julio César Arriola y Alberto França, respondieron criticando el “unilateralismo” uruguayo.

“No estamos observando una aspiración a la futura convergencia dentro del bloque. Por el contrario, vemos con preocupación que se emprende un camino que parece ser unilateral y que, muy probablemente, podría desembocar en una ruptura”, señaló Cafiero a su turno.

Las objeciones de Uruguay al Mercosur

Desde la llegada al poder de Lacalle Pou, Montevideo ha sido crítico con el Mercosur y, en distintas instancias, lo ha calificado, en absoluta soledad, como “corset” y “lastre”.

En la anterior cumbre de presidentes celebrada en Asunción, el Gobierno uruguayo había manifestado su intención de suscribir un Tratado de Libre Comercio con China: tanto ese anuncio, como el realizado en los últimos días, han despertado críticas y quejas de las representaciones de Argentina, Brasil y Paraguay.

En ese sentido, si bien las palabras de Bustillo fueron -como esperaban los propios diplomáticos uruguayos- “duras”, esos mismos actores señalan que “podrían pasar años” hasta conseguir un avance concreto en las negociaciones bilaterales encaradas con China o con países del Transpacífico.

“Si en el futuro se llega al momento de cerrar el acuerdo” con el bloque Transpacífico, se hará “el balance” sobre si le conviene a Uruguay mantenerse en el Mercosur o marcharse, comentaron fuentes diplomáticas uruguayas a Télam durante la reunión.

Comentarios