Una París blindada intenta impedir las protestas de antivacunas que se esparcen por el mundo

Miles de opositores al certificado de vacunación se movilizaron en caravana desde distintos puntos de Francia y acampaban hoy en la periferia de París, donde la policía blindó los accesos para impedir que se replique la protesta vehicular que empezó en Canadá y se expandió a varias partes del mundo.

Casi 7.200 policías y gendarmes “se desplegaron para hacer respetar las prohibiciones de las caravanas de vehículos”, indicó la prefectura de policía de la capital.

 

En las calles parisinas también aparecieron vehículos blindados de la gendarmería, algo que no ocurría desde las manifestaciones de los chalecos amarillos a finales de 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Telam

Comentarios