Un pasajero murió en pleno vuelo de Roma a Ezeiza

El piloto decidió aterrizar de emergencia en Porto Alegre para intentar salvar a un hombre que viajaba con su nieto y presentó un episodio cardíaco durante el trayecto. Hubo pánico a bordo por temor al coronavirus.

Un pasajero se descompensó en pleno vuelo y falleció esta mañana, en la ciudad brasileña de Porto Alegre, ciudad en la que aterrizó de emergencia el avión de Alitalia que lo transportaba hacia Buenos Aires.

La aeronave había partido el domingo a la noche de Roma y tenía previsto arribar al aeropuerto internacional de Ezeiza a las 7:55. Pero debido al malestar de un hombre, que no pudo ser reanimado a bordo, el piloto pidió autorización a la torre de control brasileña para realizar esa maniobra que no estaba contemplada en el itinerario.

“Alrededor de las 6 de la mañana el comandante dijo que íbamos a aterrizar de emergencia porque uno de los pasajeros que viajaba en clase turista tenía que ser a asistido por un médico”, relató a Alejandra Martínez, Directora de Comunicación de ENEL que viajaba en el avión.

La víctima fatal, que tenía 77 años y era oriundo de Roma, viajaba acompañado por un nieto mayor de edad. “El nieto le dio un medicamento para que descansara y cuando estaban cerca de Brasil el hombre se descompuso. Pidió un médico a bordo y como no había, el piloto decidió cambiar de rumbo y dirigirse al aeropuerto más cercano”, contó otra pasajera que iba en el mismo vuelo.

De acuerdo al relato de la mujer, “el italiano estaba sentado en la fila 28 y como no hablaba en español costaba entenderlo”. Ante el malestar del hombre, la tripulación evacuó el sector y mudó a la gente hacia la parte delantera del avión para poder trabajar.

“La tripulación implementó el protocolo vigente y como no lo pudo resolver en el vuelo, decidió descender en Porto Alegre. Había una ambulancia esperando. Ingresaron los paramédicos (al avión) y nos dimos cuenta que algo pasaba porque a los 10/15 mintuos vimos que ingresaban los bomberos también. Fue un desenlace fatal. Aparentemente la persona estaba inconsciente pero con pulso cuando aterrizamos, pero falleció a los pocos minutos nos dijeron las azafatas”, conto la mujer.

Cuando los médicos brasileños constataron que el hombre estaba sin vida a raíz de un problema cardíacos, su cuerpo fue bajado en el aeropuerto por los bomberos. En estos momentos, su nieto se encuentra en Brasil haciendo los trámites pertinentes para trasladar el cadáver a la Argentina.

 “Lo que más nos preocupó era si tenía alguna vinculación con el coronavirus, que está tan vigente por estos días. Pero rápidamente las azafatas como el comandante nos dijo que se trataba de una afección cardíaca”, dijo otra pasajera al ser consultada por la prensa cuando arribó a Ezeiza.

Comentarios