Un nuevo satélite argentino parte a EEUU para ser lanzado por SpaceX

Viajará desde Bariloche hasta las instalaciones de la empresa de Elon Musk, en Cabo Cañaveral, para su lanzamiento a fines de marzo. Brindará servicios para la producción, el ambiente y la gestión de emergencias.

Luego de 18 años de ser concebido en el marco del Plan Espacial Nacional, mañana partirá hacia EEUU para ser lanzado el nuevo satélite argentino SAOCOM 1B, ante una gran expectativa por un nuevo hito local.

Argentina integra el exclusivo club de naciones capaces de construir satélites de observación terrestre, como lo es la serie Saocom y de comunicaciones como los Arsat, a través de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

El traslado se iniciará con la salida del satélite desde las instalaciones de INVAP/CEATSA, en San Carlos de Bariloche, en un convoy de camiones que transportará unas 42 toneladas de equipamientos hacia el aeropuerto. Allí se cargarán en el avión Antonov AN 124, el cual despegará de suelo argentino el sábado 22 a la madrugada, con destino a las instalaciones de la empresa SpaceX en Cabo Cañaveral, para los preparativos del lanzamiento, previsto para el 30 de marzo.

La Misión SAOCOM lleva al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra, que representa una importante mejora en las capacidades de observación respecto de los sensores ópticos usuales. Se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés de Synthetic Aperture Radar).

Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día. Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y “ver” aunque esté nublado, tanto de día como de noche. Estas características hacen que los SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas.

El aparato fabricado íntegramente en el país, servirá para generar sistemas de alerta temprana de inundaciones elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos, vigilancia del mar argentino frente a la pesca ilegal, y también para dar soporte a la gestión de emergencias ambientales, como detección de derrames de hidrocarburos en el mar y seguimiento de la cobertura de agua durante inundaciones.

Mediante un convenio de colaboración entre el INTA y la CONAE, la información brindada por la Misión SAOCOM sobre humedad de suelo ayudará a que los productores sepan cuál es el mejor momento para la siembra, fertilización y riego, en cultivos como soja, maíz, trigo y girasol.

Comentarios