Un niño de 13 años fue mandado a apuñalar policías a una comisaría

Un oficial resultó herido por el menor que ingresó al destacamento policial y luego fue reducido por otros agentes de un disparo en la pierna. Luego reveló el motivo del ataque.

Un policía bonaerense resultó herido de una puntada en el cuello por un chico de 13 años que había ingresado a la comisaría de la Unidad de Prevención de la Policía Local en San Isidro. El menor luego intentó atacar a otros agentes hasta que fue reducido de un disparo en la pierna. “Me mandaron a matar policías”, contó al revelar el motivo de su conducta.

El niño saltó un paredón e ingresó al edificio. Sin mediar palabra, atacó por la espalda al oficial Oscar Cejas provocándole una herida en el cuello. Otros uniformados lo enfrentaron y trataron de neutralizar su actitud, pero el menor siguió tratando de herir a más policías. Finalmente, un agente le disparó en la pierna derecha para neutralizarlo.

Cejas tuvo que ser operado en la cabeza y le pusieron dos catéter para que drene la herida. Quedó internado en terapia intensiva con pronóstico estable. Por otra parte, el chico fue derivado a un centro asistencial, pero está fuera de peligro.

En un video difundido en las redes sociales, el joven aseguró que lo enviaron “a matar policías”.

—¿Para qué te mandaron acá? —le pregunta un agente.

—A matar a policías —respondió, e incluso menciona el nombre de la persona que lo habría enviado.

Comentarios